El bitcoin supera por primera vez los 48.000 dólares gracias al impulso de Tesla

Bitcoin
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El bitcoin alcanzó en la madrugada de este martes un nuevo récord por encima del umbral de los 48.000 dólares animado por el anuncio realizado ayer por Tesla de la compra de 1.500 millones de dólares en la popular criptomoneda. Además, el fabricante de vehículos eléctricos comandado por Elon Musk ha abierto la puerta a aceptar bitcoins en los pagos por sus productos.

La moneda digital subió casi un 8% hasta alcanzar los 48.216 dólares antes de recortar ligeramente sus ganancias. A primera hora de la mañana, hora europea, se pagaba en 47.855 dólares. El repunte también es evidente en los futuros de bitcoin, con los contratos de abril superando los 50.000 dólares, lo que sugiere que los cortos están tirando la toalla y señalando que los operadores no lucharán contra el avance de las criptomonedas.

Los anuncios de Tesla han supuesto un auténtico terremoto para el mercado de criptomonedas, ya que es la primera gran empresa que compra bitcoins para su tesorería, pero podría no ser la última. “Una a una, las empresas añadirán bitcoin a sus balances y no podría ser más grande que Tesla”, señala en declaraciones a Bloomberg Vijay Ayyar, jefe de Asia-Pacífico con el intercambio de criptodivisas Luno en Singapur. “Imagínese si 100 empresas comienzan a poner incluso el 1% en bitcoin, lo que eso va a hacer a la demanda y la oferta”.

Pero no todos los analistas están convencidos, con ecos aún presentes del derrumbe de 2017. “La locura de las criptomonedas está totalmente impulsada por el impulso/manía especulativa a corto plazo”, apunta Jeffrey Halley, un analista de mercado senior de Oanda Asia Pacific Pte, en comentarios a la agencia estadounidense. “Por todo el ruido que sigo escuchando sobre lo alto que puede llegar el bitcoin, el ruido en torno a cómo se utilizará en la vida cotidiana es ensordecedoramente silencioso”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA