El Banco de España pide reformas para “recuperar margen de maniobra” en la política fiscal

Banco de Espana
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco de España ha alertado de una “pérdida significativa de impulso reformador” en Europa, “una vez que se han dejado atrás los años inmediatamente posteriores a la crisis financiera”, según consta en el informe ‘El Semestre Europeo 2019 y las recomendaciones específicas para España’ que ha publicado hoy la institución que dirige Pablo Hernández de Cos.

Esta falta de impulso “resulta especialmente reseñable el insuficiente progreso en las reformas en los países que registran desequilibrios macroeconómicos”, como España. En este sentido, “es importante aprovechar la posibilidad que brinda la actual fase de expansión para recuperar margen de maniobra en las políticas fiscales nacionales, potenciar el buen funcionamiento del mercado interno y crear condiciones favorables para fomentar la inversión y aumentar la productividad y el crecimiento potencial”.

En el caso de España, el Banco de España recuerda que Bruselas constató que el seguimiento de las recomendaciones de 2018 ha sido “limitado”. En concreto, se reclama más progreso en el marco institucional de las finanzas públicas, la estrategia nacional de contratación pública, la ley de Garantía de la unidad de mercado, la financiación y la gobernanza del sistema de investigación, la formación profesional inicial, la educación superior y los sistemas nacionales de asistencia por desempleo.

Además, se solicita una mayor ambición para cumplir los objetivos de la ‘Estrategia Europa 2020’ en lo que respecta a la tasa de empleo, la tasa de abandono escolar, la reducción del riesgo de pobreza y el gasto en I+D.

En el informe específico de 2019 sobre España, la Comisión concluyó la existencia de desequilibrios macroeconómicos y resaltó como “puntos vulnerables” el alto nivel de endeudamiento interno y externo tanto público como privado, el elevado desempleo y el moderado crecimiento de la productividad. Respecto a la deuda pública, destaca que las sorpresas positivas de crecimiento no han sido aprovechadas para mejorar la posición fiscal. Respecto al mercado laboral, Bruselas subraya la limitación al crecimiento de la productividad que supone la elevada temporalidad.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA