EEUU revisa a la baja el PIB: creció el 1,3% en el primer trimestre de 2024

Economía

EEUU revisa a la baja el PIB: creció el 1,3% en el primer trimestre de 2024

La economía de EEUU crece menos de lo estimado hasta marzo. En concretó tres décimas respecto al dato preliminar.

Dólar

Dólar.

El producto interior bruto (PIB) de Estados Unidos registró en el primer trimestre del año una expansión del 0,3%, esto es medio punto menos respecto del crecimiento del 0,8% del cuarto trimestre de 2023, según la segunda estimación publicada por la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio.

En cifras anualizadas, el PIB estadounidense entre enero y marzo avanzó un 1,3%, frente al 3,4% de los tres meses anteriores. La actualización de tres décimas a la baja respecto del dato preliminar se motivó en una revisión de la lectura del gasto de los consumidores.

El incremento del PIB real reflejó aumentos en el desembolso de los consumidores, la inversión fija no residencial y residencial, y en el gasto de los gobiernos estatales y locales. De su lado, crecieron las importaciones, que detraen del crecimiento del PIB, y cayeron las inversiones en inventarios privados.

En comparación con el cuarto trimestre, la desaceleración del PIB al comienzo del año se explica, principalmente, por el menor dinamismo en el gasto de los consumidores, las exportaciones y el gasto de las administraciones estatales y locales. Además, el gasto del Gobierno federal cayó y las importaciones subieron. Estos movimientos se vieron parcialmente contrarrestados por la aceleración de la inversión fija residencial, según Europa Press.

El índice de precios de consumo (IPC) de Estados Unidos se situó en el 3,4% interanual en el mes de abril, equivalente a una décima menos que en marzo, mientras que el índice subyacente cerró el cuarto mes de 2024 con una lectura del 3,6%, dos décimas menos.

175.000 nuevos puestos de trabajo

De su lado, la economía estadounidense generó 175.000 nuevos puestos de trabajo en abril, una cifra muy inferior a los 315.000 empleos creados en marzo, al tiempo que la tasa de paro repuntó una décima, hasta el 3,9%. A pesar del enfriamiento del mercado laboral estadounidense, este lleva encadenados 40 meses consecutivos creando empleo.

La contratación se amplió, principalmente, en los sectores sanitario, de asistencia social, transporte y almacenaje, mientras que apenas mostró variación en las áreas de minería, extracción de petróleo y gas, manufacturas, comercio mayorista, sector de la información y financiero, actividades profesionales o en el ocio y turismo.

Más información