www.elboletin.com

Uno de cada cuatro jóvenes con trabajo está en riesgo de pobreza o exclusión social

jueves 19 de enero de 2017, 00:00h
Trabajador
Trabajador
El Observatorio Empresarial contra la Pobreza advierte en un informe que la capacidad de adaptación del sistema educativo a las necesidades de las empresas es muy limitada.
Con una tasa de desempleo cercana al 40%, los jóvenes españoles se encuentran entre la población más vulnerable del país, más aún cuando encontrar un empleo no les garantiza poder hacer planes de futuro ni calidad de vida. De hecho, el 25% de los trabajadores de entre 15 y 29 años está en riesgo de pobreza o exclusión social, según un informe del Observatorio Empresarial contra la Pobreza, impulsado por Telefónica, Caixabank, BBVA, Sener y Endesa.
 
El informe, titulado 'El camino hacia el empleo juvenil. Qué puede hacer la empresa' advierte que el 39,8% de los jóvenes españoles de entre 16 y 29 años (activos e inactivos) se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social, 2,28 millones de jóvenes, frente a la tasa de la población general que se cifra en el 27.8%. Esta tasa se eleva al 58% entre los jóvenes desempleados.
 
Esta delicada situación se ha agravado por la crisis económica, pero hay varios factores que, según el informe, han dificultado aún más el acceso de los jóvenes al mercado laboral. Por un lado, el uso inapropiado de los contratos temporales: más de la mitad de los jóvenes ocupados están empleados bajo modalidades contractuales temporales.
 
La mayoría lo está por circunstancias de la empresa – mayoritariamente a través de contratos eventuales por circunstancias de la producción u obra o servicio determinado –, mientras que sólo un 7% del total de los jóvenes empleados tienen un contrato temporal de aprendizaje, formación o prácticas, indica el informe.
 
Otro factor determinante está relacionado con la Educación. Así, según el informe, las necesidades de las empresas crecen más rápido que la capacidad de adaptación de los programas en vigor del sistema educativo, de manera especial la Formación Profesional. Por este motivo “es necesario flexibilizar, en la medida de lo posible, los procesos de adaptación de los contenidos curriculares por parte de las autoridades competentes a las necesidades reales de las empresas”, indica el Observatorio, al tiempo que se insta al entorno empresarial a iniciar una relación más estrecha con los responsables del sistema educativo.
 
El informe también señala la importancia de encontrar soluciones al abandono escolar así como trabajar en la reinserción de los jóvenes que han abandonado el sistema educativo de forma temprana.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios