www.elboletin.com

El 10% de los superricos gana tanto como la mitad de la población española

jueves 13 de octubre de 2016, 00:00h
Billetes de 500 euros
Billetes de 500 euros
El Informe Arope recalca que el 25% de los ingresos de toda la población van a parar a manos del 10% de los más ricos, unos porcentajes que sólo son superados en Rumanía y Serbia.
La desigualdad sigue palpándose en España. Esta es una de las conclusiones que ha extraído la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-ES) en el Estado Español en su Indicador de riesgo de Pobreza y Exclusión Europeo 2016 (Informe Arope) que sostiene que “son los más pobres los que han pagado las consecuencias de la crisis”. Un impacto que ha sido menor en las capas más altas de la sociedad y más al ver los datos de dicho estudio: “El 10% de los más ricos obtienen aproximadamente la misma renta total que la mitad de la población española, es decir, una cuarta parte de los ingresos de toda la población”.
 
Un 24,7% de esos ingresos totales van a los bolsillos de los españoles superricos, lo que convierte a España en el tercer país europeo con mayor diferencia tan sólo por detrás de Rumanía y Serbia. Una serie de desigualdades que se van apreciando según se va dividiendo a la sociedad por ingresos: “El grupo más pobre de la población mantiene una gran diferencia de ingresos con respecto a los grupos medios”, sentencia la asociación. Algo que no ha lastrado a los grupos más ricos que “mantienen ingresos crecientes”.  De hecho, en 2009 copaban 24,4% de estos ingresos y con una crisis de por medio el porcentaje ha aumentado en tres décimas.
 
Porque, como ha relatado el estudio, a medida que aumentan las rentas, la capacidad de los grupos para limitar el impacto de la crisis económica entre los años 2009 y 2015 “ha sido mayor”. Una tendencia que, como es conocida, ha dañado a la clase media y a los grupos más pobres: “La reducción de sus ingresos ha sido mucho más intensa que para los grupos de población con mayores ingresos”.
 
De esta manera, el impacto de la crisis ha dejado por el camino el 14 y 25% de los ingresos del 30% de la población más pobre. “A partir del año 2009, la desigualdad entre el 20% con más ingresos de la población y el 20% con menos ingresos creció hasta el año 2012 para retroceder levemente en el año 2013 y retomar con fuerza su crecimiento en el año 2014 y algo menos en el 2015”, ha aseverado EAPN-ES.
 
Respecto al índice de desigualdad Gini, España ha alcanzado los 34,7 puntos lo que, a ojos de la organización encargada del estudio, “puede considerarse como muy elevado, pues está 3,7 puntos por encima de la media europea”. Así, los datos tan sólo son superados por Serbia, Estonia, Letonia, Lituania, Bulgaria y Chipre. “Si el año 2013 España ocupaba el noveno lugar en desigualdad medida por el Índice de Gini, en el año 2014 ocupa el séptimo”, ha concluido el Informe Arope.
 
Lo que ha llevado a concluir que, en datos brutos, más de 13,3 millones de españoles (un 28,6% de la población) están en riesgo de pobreza y exclusión social y, de ellos, 3,5 millones se encuentran en una situación severa con unos ingresos inferiores a los 4.000 euros al año, unos 330 euros al mes. Y todo mientras la tasa de trabajadores pobres sigue aumentado del 11,7% del total de la población activa en 2013, al 14,2% en 2014 y al 14,8% en 2015.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.