Camps y Barberá visitan El Prado en pleno ‘caso Gürtel’

El proyecto de Castellano para atraer capital privado al nacionalizado Novagalicia Banco apenas logró captar 70,4 millones de euros. En esta cifra se incluyen, además, 26 millones de un acuerdo al que el banco llegó con un empresario que le exigía la recompra de su participación en el holding empresarial de la antigua caja.

En concreto, Manuel Añón llegó a un acuerdo extrajudicial para desbloquear el conflicto que mantenía Hierros Añón por su participación en la corporación industrial de la entidad financiera, en la que había entrado con una inversión de 100 millones de euros hace casi cuatro años.

La operación fue la siguiente. Por un lado, Novagalicia adquirió a Hierros Añón el 5,57% del capital que poseía de CxG Corporación Novacaixagalicia, por algo más de 70 millones de euros. A su vez el empresario ha reinvertido parcialmente (26 millones) el capital en el banco, con lo que se hace con un 1% de Novagalicia.

Descontados estos 26 millones, Novagalicia apenas logró atraer 45 millones de euros. Descontando a Añón, 16 empresarios gallegos se han sumado al proyecto de José María Castellano, entre los que destaca Manuel Jove, que ha invertido a través de su sociedad Inveravante. También se encuentran entre los nuevos accionistas San José, Copasa, Coren, Gadisa, la firma lucense de transportes Azkar, Hijos de J. Rivera (fabricantes de la cerveza Estrella de Galicia), los astilleros Rodman, la conservera de Boiro Jealsa Rianxeira, Climagal (calefacción y aire acondicionado), la sociedad coruñesa de informática e innovación Igalux Innova, Inversora Gallega de Cable y Egasa, la compañía propietaria de la mitad del Casino de A Toxa.

Novagalicia no ha comunicado el importe de estas inversiones, como tampoco las que han realizado a título personal su presidente, José María Castellano, y su consejero delegado, César González Bueno. El gran ausente de la lista es Amancio Ortega, mayor fortuna del país y jefe durante muchos años de Castellano en Inditex.

El Banco de España se hizo el pasado 30 de septiembre con más de un 93% de la antigua caja gallega tras inyectarle 2.465 millones de euros, tras lo cual Novacaixagalicia, que posee por tanto el 6,84% del capital, tiene de plazo hasta el 30 de septiembre de 2012 para poder ampliar su participación en el banco. A partir de entonces, su futuro quedará en manos de los hombres de Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Los 70,4 millones invertidos en esta primear fase suponen un 2,59% del capital, por lo que el Banco de España seguirá controlando más de un 90% del banco. Las siguientes fases previstas en la opción de compra de acciones al FROB son el 15 marzo de 2012, 15 de junio de 2012 y 15 de septiembre de 2012.