Amancio Ortega hace fracasar el plan de Castellano para las cajas gallegas

El proyecto de José María Castellano para atraer capital privado al nacionalizado Novagalicia Banco sólo ha logrado atraer en su primera fase 70,4 millones de euros, menos de la mitad de los 150 millones que manejaba el mercado. La negativa de Amancio Ortega a invertir en la entidad parece haber disuadido al resto de grandes inversores gallegos.

Los destinos de Ortega y Castellano continuarán, por tanto, separados seis años después del enfrentamiento que ambos empresarios gallegos mantuvieron con motivo de la fallida compra de Unión Fenosa. Castellano, que durante casi veinte años fue la mano derecha de Amancio Ortega en Inditex, abandonó el gigante textil tras el fracaso de esta operación, y hoy en día es presidente del banco de la caja gallega.

Finalmente, 17 empresarios gallegos se han sumado al proyecto, entre los que destaca Manuel Jove, que ha invertido a través de su sociedad Inveravante. También se encuentran entre los nuevos accionistas San José, Copasa, Coren, Gadisa, la firma lucense de transportes Azkar, Hijos de J. Rivera (fabricantes de la cerveza Estrella de Galicia), los astilleros Rodman, la conservera de Boiro Jealsa Rianxeira, Hierros Añón, Climagal (calefacción y aire acondicionado), la sociedad coruñesa de informática e innovación Igalux Innova, Inversora Gallega de Cable y Egasa, la compañía propietaria de la mitad del Casino de A Toxa.

Novagalicia no ha comunicado el importe de estas inversiones, como tampoco las que han realizado a título personal su presidente, José María Castellano, y su consejero delegado, César González Bueno.

El Banco de España se hizo el pasado 30 de septiembre con más de un 93% de la antigua caja gallega tras inyectarle 2.465 millones de euros, tras lo cual Novacaixagalicia, que posee por tanto el 6,84% del capital, tiene de plazo hasta el 30 de septiembre de 2012 para poder ampliar su participación en el banco. A partir de entonces, su futuro quedará en manos de los hombres de Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Los 70,4 millones invertidos en esta primear fase suponen un 2,59% del capital, por lo que el Banco de España seguirá controlando más de un 90% del banco. Las siguientes fases previstas en la opción de compra de acciones al FROB son el 15 marzo de 2012, 15 de junio de 2012 y 15 de septiembre de 2012

Para las siguientes fases de acceso de capital privado, la entidad mantiene negociaciones con el resto de los inversores institucionales que han presentado compromisos de inversión o cartas de interés, “fundamentalmente pertenecientes a la comunidad de empresarios gallegos en el exterior y fondos de inversión internacionales”, según ha comunicado Novagalicia a través de una nota de prensa.

El banco considera asimismo “un éxito” el arranque de su plan de capital y el resultado de esta primera fase de inversión. “Es una gran satisfacción que, en un plazo tan corto, el proyecto pueda comenzar con el respaldo de muchos de los principales empresarios gallegos. Agradecemos esta demostración de confianza”, señala José María Castellano.