Telefónica, líder mundial en rentabilidad por dividendo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Telefónica se ha convertido en líder mundial en rentabilidad por dividendo tras anunciar su intención de incrementar la retribución a sus accionistas en un 22% en 2010. Este hecho ha provocado pocos minutos después del anuncio un aluvión de informes positivos sobre el valor por las principales casas de análisis. Los expertos de Credit Suisse detallaron que el ‘guidance’ de dividendo por acción de la operadora implicará una rentabilidad del 7,3%, frente al 6,6% del conjunto del sector.

El banco suizo apuntó asimismo que el compromiso de la firma de repartir al menos 1,75 euros por título en 2012, muy por encima de sus propias estimaciones, implicaba una rentabilidad por dividendo del 9,1%, frente al 7% del sector. Tampoco se quedaron atrás los analistas de Morgan Stanley que declararon que «Telefónica es claramente la compañía líder del sector en términos de crecimiento, retorno y compromisos concretos». En este contexto, la entidad estadounidense reiteró su recomendación de ‘sobreponderar.

El presidente de Telefónica, César Alierta, ha anunciado hoy que la compañía propondrá a la junta general de accionistas el aumento del 21,7% del dividendo correspondiente a 2010, hasta situarlo en 1,40 euros por acción, frente a los 1,15 euros actuales. Alierta explicó durante su intervención en Madrid en el ‘Día del Inversor’ que el grupo se marca como objetivo el reparto de al menos un dividendo de 1,75 euros en 2012, apuntalando así la política de remuneración al accionista de Telefónica como la más atractiva del sector.

La compañía, que ha situado su foco de gestión en la mejora constante de la retribución al accionista, ha elevado progresivamente los dividendos hasta colocarse, este año, a la cabeza de las grandes operadoras de telecomunicaciones mundiales, con el reparto entre sus accionistas del 11,5% de sus ingresos totales.

El presidente del grupo explicó que sigue «priorizando su política de dividendo» y que fija como objetivo para los próximos años mejorar la retribución al accionista. Ante la comunidad inversora, el máximo representante de Telefónica ha explicado también las claves que consolidan internacionalmente el papel de la compañía como referente global de la industria de las telecomunicaciones y ha destacado los tres fundamentos sobre los que se asienta su perfil diferencial: la política de retribución al accionista y la presentación y cumplimiento sostenido de los objetivos financieros ante el mercado; las fortalezas actuales del grupo, y el enfoque permanente en una estrategia de crecimiento.

Valores como la escala y diversidad geográfica y de los negocios, los ratios constantes de crecimiento, la potencia de las marcas, el cumplimiento de objetivos y el compromiso del equipo directivo, marcan la diferencia frente a otras compañías del sector, a juicio de Alierta.

Solidez

El presidente destacó igualmente como fortalezas de la compañía que preside «la solidez financiera del grupo, los excelentes ratios de eficiencia, la acertada apuesta por determinadas alianzas industriales y estratégicas o el destacable comportamiento en términos de responsabilidad social». El hilo conductor del mensaje del presidente de Telefónica giró en torno a dos grandes ejes: el objetivo de capturar el crecimiento que se va a producir en el mercado y convertirlo en rentabilidad, por un lado, y, consecuentemente, en la mejora permanente de la retribución al accionista, por el otro.

Cifras y objetivos

César Alierta adelantó que Telefónica invertirá en el período 2009-2012 más de 30.000 millones de euros, con un flujo de caja operativo superior a los 64.000 millones y un flujo de caja libre de más de 40.000 millones, que el grupo destinará principalmente a incrementar la remuneración al accionista, así como a mantener un apalancamiento estable y a crecer orgánicamente. El directivo puntualizó que «seremos selectivos con respecto a las fusiones que llevemos a cabo, centrándonos en los mercados en los que estamos presentes y fomentando el crecimiento orgánico».

En este sentido, Alierta recordó que en Telefónica «cumplimos las promesas» sea cual sea el ciclo económico en el que la compañía se encuentre. «Telefónica es una compañía estable que obtiene resultados sólidos, incluso en los peores escenarios», subrayó el máximo representante de la compañía. «Lo más importante es que somos el número uno o dos en el 90% de nuestros mercados en los que estamos presentes y además la diversificación de la compañía es nuestra principal fortaleza», destacó Alierta, que añadió que el gigante de las telecomunicaciones dispone de un «modelo pragmático» para aprovechar las oportunidades que aparezcan en el futuro.

Rentabilidad

La rentabilidad por dividendo que alcanza Telefónica con el incremento de la remuneración a sus accionistas alcanzará el 7,3%, según las cifras de Credit Suisse. Un porcentaje que superará a todas las compañías del Ibex 35, excepto Endesa. La italiana presidida por Borja Prado todavía conserva su alta rentabilidad por dividendo (25%) para «alegría» de su mayor accionista, Enel.

La operadora estudiará nuevas alianzas para fortalecerse

El consejero delegado de Telefónica, Julio Linares, señaló que la compañía «no perderá ninguna oportunidad» para crecer y transformarse, objetivo al que destinará un 78% de sus inversiones. Linares indicó que la operadora estudiará nuevas alianzas estratégicas mediante acuerdos con terceros tanto a escala regional como global, así como la colaboración con otros operadores del mercado en la compartición de red. El grupo mantiene en la actualidad un acuerdo con Vodafone en compartición de comunicaciones móviles en España, Alemania, Irlanda y Reino Unido, lo que, a juicio del consejero delegado, está dando «muy buenos resultados». De esta manera, Linares se sumó a la intención expresada por el presidente Alierta quien en su ponencia destacó que fomentará el crecimiento orgánico.

Latinoamérica será el motor de crecimiento en número de clientes

Latinoamérica será el motor de crecimiento de Telefónica en términos de clientes en los próximos ejercicios. En estos momentos, la operadora controla el 30% de los accesos. José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica en Latinoamérica, destacó al respecto el buen comportamiento del mercado en Brasil. En referencia a la OPA sobre el operador GVT, que valora a la compañía en 2.550 millones de euros, Pallete aseveró que «es una gran oportunidad de creación de valor y nos permite crear un operador nacional para aprovechar las oportunidades de crecimiento en Brasil». El directivo reafirmó también el interés de la compañía en Cuba, un mercado de 11 millones de habitantes que «está mostrando un gran desarrollo», aunque indicó que de momento no existen «oportunidades claras».

El director financiero de Telefónica, Santiago Fernández Valbuena, afirmó que el crecimiento económico de Latinoamérica ha creado un mercado nuevo valorado en 530.000 millones de euros. Valbuena además vaticinó que la economía crecerá suavemente en España, Reino Unido y Argentina mientras que Brasil «sorprendentemente» ha sido el primer país que ha salido de la recesión y está en crecimiento.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA