La banca española opta por los bonos convertibles para reforzar su solvencia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los bonos convertibles se han convertido en una de las opciones preferidas por los bancos españoles para reforzar su solvencia y prepararse para los requerimientos más estrictos de capital que ya ha anticipado el Colegio de Supervisores de Basilea que se exigirán a partir de ahora, cuando se cumplen ya dos años desde que se inició la actual crisis financiera. Banco Popular, Banco Sabadell y BBVA ya se han animado a reaslizar a este tipo de emisiones.

Según han señalado los expertos a EL BOLETÍN, este tipo de emisiones presentan la principal ventaja de que, a diferencia de las ampliaciones de capital, no son penalizadas por el mercado ya que no tienen impacto inmediato en la cotización de las acciones.

Son también preferibles a las participaciones preferentes porque los recursos obtenidos son contabilizados como core capital o capital de primera calidad. Banco Sabadell fue la primera entidad este año en lanzar una emisión de bonos convertibles. A mediados de julio, la entidad suscribía una emisión de obligaciones subordinadas necesariamente convertibles en acciones por un importe total de 500 millones de euros, por encima de los 300 millones previstos inicialmente gracias al exceso de demanda recibido.

El plazo de vencimiento es de cuatro años, con un rendimiento trimestral a un tipo de interés nominal fijo del 7% (7,30% TAE) el primer año y del Euríbor a tres meses más 4,5 puntos a partir del segundo y hasta el vencimiento. Esta colocación ha permitido al banco catalán incrementar su core capital del 6,6% al 7,44%, mientras que el capital Tier 1 alcanza el 8,78%.

Por el momento, la última entidad en lanzarse a este mercado ha sido Banco Popular tras recibir ayer mismo, al cierre del mercado y sin ninguna salvedad, la autorización de la CNMV para realizar su emisión. La entidad presidida por Ángel Ron colocará obligaciones canjeables por un importe nominal inicial de 500 millones de euros, ampliables a 700, que se distribuirán entre inversores minoristas a través de su red hasta el 23 de octubre. Los bonos, cuyo valor unitario es de 1.000 euros, serán remunerados al 7% nominal durante el primer año de vida y al Euríbor tres meses más 4% a partir del segundo y hasta su vencimiento, y podrán ser canjeados anualmente.

Esta emisión, junto con la anterior ampliación de capital, permitirán al Popular alcanzar un core capital de hasta el 8,71% y un Tier 1 de hasta el 10,03%. La semana pasada, BBVA ya colocó, dentro de su plan anual de emisiones una emisión de convertibles por valor de 2.000 millones de euros, con un cupón fijo al 5% durante el plazo de cinco años y la garantía de la inversión. Según los expertos, esta colocación permite al BBVA alcanzar un core capital del 7,56%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA