CCOO y UGT desoyen la petición del resto de sindicatos de Liberbank para hacer un frente común

Sucursal de Liberbank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El único punto en común entre todos los sindicatos, que Liberbank aplique la sentencia de la Audiencia Nacional y rehabilite sus jornadas y sueldos los trabajadores afectados por el ERE temporal. Si no hay una sorpresa mayúscula de última hora, no habrá una unidad sindical en la nueva negociación que abrirá Liberbank con los representantes de los trabajadores de cara al recorte de un 25% de los costes laborales que quiere acometer la entidad, después de que la Audiencia Nacional haya anulado el anterior ERE temporal.

Esa es una de las pocas conclusiones que puede extraerse de la primera toma de contacto que hubo esta semana entre la dirección y los sindicatos. En concreto, en lo que se refiere a la creación de una unidad sindical, “tanto STC como CSIF, antes, durante y después de la reunión, hemos solicitado conversaciones entre todos los sindicatos”, tal y como destaca la sección sindical de CSIF en Liberbank en su página web. “Desgraciadamente”, añade, “no hemos obtenido respuesta positiva por parte de CCOO y UGT”.

“El resto de secciones sindicales (CSIF, STC, APECASYC, CSI y CSICA) nos hemos comprometido a mantener contactos de cara a plantear una propuesta conjunta”, señala CSIF, que añade que, “teniendo como meta instalar la racionalidad en las relaciones laborales en esta empresa, nuestras propuestas no han de ser muy distintas de las que ellos mismos [CCOO y UGT] elaborarán”. “Todos los trabajadores nos lo están exigiendo, pues yendo todos unidos lo podemos conseguir”, concluye.

CCOO y UGT fueron los dos sindicatos que el 25 de junio alcanzaron el acuerdo con Liberbank que recientemente anuló la Audiencia Nacional después de que el resto de grupos decidiese llevarlo a los tribunales.

En ese sentido, aunque las posturas entre los diferentes sindicatos siguen alejadas tras las fricciones de los últimos meses, sí coinciden todos, incluidos los dos mayoritarios, en reclamar a Liberbank el cumplimiento de la sentencia y partir de cero en la nueva negociación con los nuevos datos económicos de la empresa.

Tal y como ya publicó ElBoletin.com, la deuda de Liberbank con los trabajadores a los que ha aplicado el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) anulado por la Audiencia Nacional asciende a 60 millones de euros, según los cálculos de los sindicatos, que advierten de que la factura se incrementa en 300.000 euros cada día.

Liberbank decidió interponer un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia, por lo que de momento siguen vigentes las reducciones de jornada y sueldos que comenzaron a aplicarse a finales de junio.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA