BBVA gana un 86% más hasta septiembre gracias a la venta de activos

Finanzas

BBVA gana un 86% más hasta septiembre gracias a la venta de activos

Oficina del BBVA

BBVA ganó 3.077 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un incremento del 85,8% interanual respecto al mismo período del año pasado. BBVA ganó 3.077 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un incremento del 85,8% interanual, gracias a la “fortaleza de los ingresos y la venta de activos no estratégicos”, según ha anunciado hoy la entidad que preside Francisco González.

Estas ganancias se producen a pesar de que la entidad ha llevado a cabo “un extraordinario y exigente ejercicio” que ha supuesto la reclasificación a dudosos de 3.864 millones de euros de créditos refinanciados en España.

Tras esta reclasificación, la tasa de mora del grupo se situó en el 4,6% (excluyendo la actividad inmobiliaria en España), con una cobertura del 58%. La reclasificación ha supuesto una dotación adicional de 600 millones de euros en el tercer trimestre. Con la nueva clasificación el 41% del saldo de dudosos del negocio bancario en España son clientes que están al corriente de pago, señala el banco.

En cuanto a la solvencia, el core capital se situó en el 11,4% a finales de septiembre, según la normativa vigente de Basilea, frente a un 11,3% al cierre de junio. La ratio no incluye el impacto de las ventas del negocio de pensiones en Chile, del 5,1% de China CITIC Bank Corporation Limited y de la franquicia en Panamá.

En cuanto a la remuneración al accionista, y tras las recomendaciones del Banco de España para que se limite el pago en efectivo, BBVA ha anunciado que, con cargo a 2013, ha decidido no pagar dividendo en enero 2014. Al mismo tiempo, BBVA tiene previsto incrementar el dividendo de abril 2014 hasta 17 céntimos de euro por acción con el esquema de dividendo opción, para compensar parcialmente dicho impacto.

Para lo sucesivo, la intención de BBVA es sustituir la actual política de retribución al accionista, por una política de remuneración íntegramente en efectivo y ligada a la evolución de los beneficios del grupo, con el objetivo final de distribuir anualmente entre un 35% y 40% de los beneficios obtenidos en cada ejercicio.

Esta política se aplicaría de manera progresiva, de forma que en el ejercicio 2014 se combinarían dos pagos en efectivo con dos dividendos opción.

Más información