Telefónica confirma su dividendo de 1,75 euros por acción

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Telefónica ha reiterado hoy sus objetivos financieros para el conjunto del año y ha confirmado los dividendos previstos a pesar de los discretos resultados que ha presentado. La mayor teleco europea por valor de mercado ha presentado sus primeras pérdidas trimestrales en nueve años por los costes del ERE y la caída de los ingresos en España. En el acumulado de los nueve primeros meses el beneficio ha retrocedido un 69,1%, hasta los 2.733 millones de euros.

De enero a septiembre Telefónica ha elevado un 5,4% sus ingresos, mientras que el flujo de caja se ha elevado un 11,6%, unos márgenes que según el grupo permiten reiterar todos sus objetivos y confirmar la política de remuneración al accionista.

La compañía se ha comprometido a elevar a 1,75 euros el dividendo del próximo año, frente a los 1,60 euros de 2011, y dará una retribución anual mínima de 1,75 euros por acción a partir de 2012. Según los datos de Bloomberg, la rentabilidad por dividendo de la operadora asciende al 10,91%, es decir, más del doble del rendimiento que ofrecen a un año los mejores depósitos bancarios del mercado.

Además, en un comunicado a la CNMV, la operadora que preside César Alierta destaca el fuerte crecimiento de su base de clientes, que aumenta un 6% hasta septiembre, lo que permite a la compañía alcanzar casi 300 millones de accesos en todo el mundo.

Además, más de la cuarta parte de los ingresos globales (26%) proceden ya de internet fijo y móvil y los servicios más allá de la conectividad. Al mismo tiempo, la nueva estructura organizativa anunciada en septiembre, que sitúa el foco de crecimiento del Grupo en la potenciación del mundo digital con estos segmentos de actividad como principales ejes, va a acelerar el peso de estos ingresos en el negocio global de Telefónica, y va a permitir mejorar la eficiencia.

La provisión por gastos de reestructuración de la compañía, tras el acuerdo alcanzado con los sindicatos para reducir hasta 6.500 empleos en España en los próximos tres años, impactan en el resultado reportado del grupo, aunque no suponen salida de caja. Así el beneficio neto reportado suma 2.733 millones de euros, el equivalente a 5.437 millones de euros sin considerar partidas extraordinarias, lo que supone una reducción del 10,6% respecto al registrado en igual periodo del año anterior. Además, los resultados están afectados fundamentalmente, además de por el impacto positivo en 2010 de larevalorización de la participación preexistente en Vivo tras la adquisición del porcentaje que poseía Portugal Telecom.

Latinoamérica, la joya

A cierre del tercer trimestre, los ingresos de Telefónica crecieron un 5,4%, hasta los 46.672 millones de euros. La compañía atribuye esta mejor a la aceleración del ritmo de crecimiento de los ingresos por servicios de datos móviles (que aumentan casi un 20% en términos orgánicos) y a la sólida evolución del negocio en Latinoamérica, un área donde la facturación se ha incrementado un 18% en términos reportados.

Los problemas del mercado doméstico

La crisis económica ha convertido a España en el verdadero talón de Aquiles de la compañía. En los nueve primeros meses del año, los ingresos han caído un 7% (13.058 millones de euros), pero en el último trimestre el descenso ha sido mayor: del 8,8%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA