Las Vegas Sands ‘borra del mapa’ a Eurovegas en su última reunión con analistas e inversores

Las Vegas Sands, centro de convenciones

La posibilidad de que Eurovegas se quede en una maqueta olvidada suena cada vez con más fuerza. La compañía que promueve el macrocomplejo de casinos en Madrid, Las Vegas Sands, dedicó una mínima mención al proyecto en una reunión que esta misma semana ha mantenido con inversores y analistas financieros en el marco del Global Gaming Expo (G2E). En su lugar, apuntó ya a Japón como posible alternativa.

En la presentación con la que el pasado lunes Las Vegas Sands buscó el respaldo de los analistas de UBS y Deutsche Bank para la compañía que capitanea el magnate Sheldon Adelson, dos de sus más altos cargos volcaron todos sus esfuerzos en explicar con minuciosidad sus planes de crecimiento en la excolonia portuguesa de Macao, concretamente en la franja de Cotai, donde ya se levanta un emporio del juego de azar. Sólo Michael A. Leven, director general de Operaciones de la compañía, se limitó a decir que la pelota de Eurovegas se encuentra en el tejado de los Gobiernos local, regional, nacional y la Unión Europea y que “nadie sabe ahora mismo” cuando se decidirá qué hacer.

Una escueta y desapegada respuesta a la única pregunta que los analistas y expertos financieros que tomaron la palabra a lo largo del encuentro hicieron sobre los planes de Sands a esta orilla del Atlántico, aún a pesar de que los anfitriones del encuentro -celebrado por cierto en instalaciones de la propia compañía de Adelson- eran dos bancos de inversión europeos: suizo y alemán. “Si lo aprueban y conseguimos lo que queremos, haremos el proyecto”, si no amenazan con que todo se quede en un “sueño” con el que dicen que su presidente lleva emperrado ya 12 años.

En lugar de percibirse interés por Alcorcón y Eurovegas, se habla con recurrencia de Macao, Singapur, Hong Kong y se apunta hacia Japón, con el reclamo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Allí, explica uno de los directivos del grupo, quiere Adelson exportar pronto el negocio de sus salas de apuestas desde la posición consolidada con que ya cuentan en las otras regiones de Asia ya mencionadas.

Tal es la falta de atención que genera el proyecto en Madrid que en la web oficial del evento internacional del juego tan sólo se gana una reseña: una breve nota en la que los organizadores de la feria del juego Global Gaming Expo se hacen eco de la reclamación del presidente regional Ignacio González al Gobierno de España para que acelere la tramitación de una norma que permita fumar en las salas de juego, tal y como reclama Adelson desde que puso su pie por primera vez en el país. Respaldando la línea de discurso oficial de la corporación estadounidense.

El audio completo del encuentro en el que Eurovegas pasó de puntillas y sin hacer siquiera referencia a esta denominación es accesible desde la propia web corporativa de Las Vegas Sands. Ya en la nota de prensa en la que la cotizada anunciaba la presentación ante analistas -de poco más de media hora de duración con preguntas incluidas- se hacía mención estricta a las instalaciones que ya opera en EEUU, así como en Sigapur y por último una amplia descripción de sus establecimientos en Macao. En este caso, ni una tímida referencia al proyecto por el que se desató una fuerte lucha entre regiones y municipios en España y que, una vez más, parece que queda en el aire.

Hace sólo unos días que Travis Hoium, experto analista destacado en el sector del juego, publicaba un artículo en el portal financiero Mootley Foolen el que indicaba que el propio Adelson había calmado las dudas en torno a Eurovegas de los bancos de inversión presentes en una reunión de características similares a la celebrada este lunes pasado dando a entender que el proyecto está en totalmente en el aire.

Por si fuera poco, desde que las incertidumbres sobre el macrocomplejo madrileño comenzaron a tomar cuerpo, las acciones de Las Vegas Sands se han revalorizado más de un 15% en Wall Street. Una clara señal de que los grandes del mercado no ven claro el futuro del proyecto. Y no sólo eso, sino que también lo celebran..