La CAM y Bankia colocarán los bonos patrióticos de Murcia

La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), en proceso de subasta tras ser intervenida por el Banco de España, participará junto a Bankia en la emisión de bonos patrióticos que realizará el Gobierno murciano que preside el popular Ramón Luis Valcárcel. Este nuevo favor a una autonomía del área de influencia de la caja alicantina se produce poco después de que ya le renovase una emisión de pagarés a la Generalitat valenciana.

La Región de Murcia prepara una emisión de bonos patrióticos para el próximo día 14 de 100 millones de euros, ampliable a 200, que saldrá a la venta con un interés del 4,75% para los cupones a doce meses y del 5,50% a dos años. El importe mínimo de la compra se ha establecido en 1.000 euros.

La operación estará centralizada a través de Bankia, que recibió ayudas públicas por valor de 4.465 millones de euros a través de participaciones preferentes, pero cuenta también con el apoyo de la CAM, del grupo BMN, de Cajamar, y de Caja Rural Central. El consejero de Hacienda de Murcia, Salvador Marín, ha destacado en unas declaraciones recogidas por la ‘Opinión de Murcia’ que “lo importante es haber logrado reunir a estas cinco entidades”, que comercializarán los bonos patrióticos a través de su red de oficinas.

Hasta ahora, la Comunidad Valenciana y Cataluña eran las únicas autonomías que habían emitido este tipo de títulos, aunque no con todo el éxito esperado. En ambos casos las entidades financieras acabaron quedándose parte de la emisión. Marín, sin embargo, espera “una buena acogida” de los bonos.

Murcia cuenta con un rating de ‘Baa1’ por parte de la agencia Moody´s, que decidió rebajarle la nota a mediados de octubre.

No es la única operación similar en la que se embarca la CAM a pesar de su intervención. A la entidad alicantina tampoco se le cayeron los anillos a la hora de renovar por tres meses una emisión de pagarés públicos por un importe de 200 millones de euros que realizó el pasado mes de julio la Generalitat valenciana.

Se trataba de la segunda vez que se renovaba esta colocación. La anterior, en julio, apenas unos días antes de la nacionalización de la CAM, ya levantó mucha polémica entre la opinión pública debido a la delicada situación en la que se encontraba la caja. Las condiciones de la emisión son las mismas que la vez anterior. Esto es, títulos con vencimiento a tres meses, un cupón del 4,75% pagadero al vencimiento y amortización el 18 de enero de 2012.

El IVF cuenta actualmente con un rating a corto plazo de ‘A2’, según la agencia de calificación Standard & Poor’s. A largo plazo, el rating es de ‘A-‘. La Generalitat valenciana prepara además otra emisión de bonos patrióticos. En la última que realizó, el pasado mes de mayo, de los 1.500 millones de euros colocados, la CAM vendió 300 millones.