CCOO asegura que Feijóo impuso a MAFO que Castellano presida el banco de las cajas gallegas

José María Castellano fue una apuesta personal de Alberto Núñez Feijóo para la presidencia de Novacaixagalicia, según han señalado fuentes de CCOO en declaraciones a EL BOLETÍN, y la nacionalización de la entidad por parte del Banco de España no ha cambiado la opinión del presidente de la Xunta, que forzó para que el supervisor mantuviera en el cargo al ex de Inditex.

El pasado 30 de septiembre, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, anunció que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se hacía con un 93% de Novacaixagalicia, tras haber inyectado 2.465 millones de euros de dinero público en ella. Sin embargo, pese a la nacionalización, Ordóñez se mostró dispuesto a dar “una segunda oportunidad” a los gestores de la entidad, ya que, a su juicio “era viable”.

No obstante, todo el poder de decisión en el banco pertenece a los tres representantes del consejo nombrados por el FROB, que ostentan un voto único que vale por el 93% de los votos, mientras que la presidencia de Castellano está vacía de contenido, así como la del resto de miembros del consejo, grupo entre el que se incluyen Mauro Varela y Julio Fernández Gayoso, co presidentes, hasta ahora de Novacaixagalicia.

La presidencia de Castellano en una entidad de capital público es sólo una polémica más dentro de la entidad gallega, que se suma a la de las altas indemnizaciones que se han asegurado varios ex directivos de la caja, prejubilados antes de la nacionalización. Estas jubilaciones de oro, que han levantado una gran polvareda en la opinión pública, han provocado asimismo un cruce de declaraciones entre la Xunta y el Banco de España. El presidente Feijóo ha reiterado en varias ocasiones que desconocía las prestaciones y que eran responsabilidad del supervisor.

Castellano, durante veinte años brazo derecho de Amancio Ortega en Inditex, apenas acumula unas semanas como presidente de NCG Banco, aunque el pasado mes de junio el consejo de administración de Novacaixagalicia, hoy con apenas un 7% del nuevo banco, ya aprobó su nombramiento. A esa reunión asistieron 20 de los 22 miembros del consejo de administración. Dieron su voto favorable 18 consejeros, mientras que votó en contra José Luis Veiga Lage, del BNG, y se abstuvo el representante de CCOO.

Fuentes de este sindicato, no obstante, han aclarado que el voto en contra no se debió a la llegada de Castellano, sino tan sólo a que la propuesta de su llegada venía aparejada al mantenimiento de Mauro Varela y Julio Fernández Gayoso, presidentes de Caixa Galicia y Caixanova, respectivamente, como consejeros del nuevo banco.

En un principio, se habló de que Castellano captaría unos 500 millones de euros de inversores privados, que a día de hoy no han llegado. No obstante, está previsto que a finales de año el FROB venda parte de su participación en el nuevo banco a los inversores privados que se han interesado por el proyecto. En principio, son cinco grandes fondos de inversión internacionales, entre los que se encontraría, según publicaba la prensa local, JC Flowers, que en su momento también sonó como posible inversor de Banca Cívica y de la CAM, entre otras.