Amorós exige al Banco de España una indemnización por daños a su imagen

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

María Dolores Amorós tiene intención de seguir dando batalla al Banco de España. La ex directora general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) no sólo recurrirá su despido fulminante y reclamará su reingreso en la caja, sino que pedirá una indemnización por el daño que esta rescisión de su contrato ha causado sobre su imagen, según publica Europa Press, que cita fuentes del bufete de abogados Gómez-Acebo & Pombo, que defiende a la exdirectora.

El representante legal de Amorós presentó ayer miércoles la papeleta de reconciliación ante el Juzgado de lo Social de Alicante, un trámite administrativo previo a la demanda que presentará próximamente contra su despido. El pasado 28 de septiembre, el Banco de España decidió despedir a Amorós de manera fulminante, sin derecho a indemnización alguna, un mes y medio después de que los nuevos administradores de la CAM ya hubiesen retirado a la directora general de sus competencias en el cargo.

Amorós, que tenía un sueldo pactado con el presidente Modesto Crespo de 593.000 euros anuales, se había asegurado una renta vitalicia de 370.000 euros anuales en concepto de jubilación, pero el despido disciplinario conllevó la retirada de todas estas compensaciones. En el caso de que su causa fuese aceptada, el precio de su despido podría salirle caro al supervisor español, teniendo en cuenta además que Amorós llevaba más de 30 años trabajando dentro de la caja alicantina.

En su momento, el Banco de España alegó para justificar su despido fulminante la búsqueda del beneficio propio, el falseo de las cuentas y una gestión deficiente de la CAM. La entidad, bajo el mando de Amorós, había presentado un beneficio hasta marzo de 40 millones de euros. Sin embargo, estos beneficios, tras la intervención del Banco de España el pasado 22 de julio, se convirtieron en unas pérdidas hasta junio de 1.136 millones de euros, con una morosidad del 19%, que casi triplica a la media del sector.

Mientras prepara su desembarco en los tribunales, Amorós ya se ha apuntado a las listas del paro, donde, dada su prolongada trayectoria en la entidad alicantina, le podría corresponder la prestación más alta, de 1.400 euros mensuales.

Según publica el diario levante-emv.com, que cita fuentes conocedoras de la situación. Amorós se apuntó el pasado viernes en las dependencias del Servicio Valenciano de Formación y Empleo. Una vez cumplido el trámite, podría recibir la prestación durante dos años, periodo máximo previsto por la normativa.

Las prestaciones del paro establecidas en la parte más alta de la tabla, Amorós fue alta directiva de la CAM ya antes de ser directora general, van desde los 1.087 euros mensuales para los desempleados sin hijos; los 1.242,52 para los que tienen un hijo y los 1.397,83 para los que tienen más de dos hijos, que sería su caso

Comisión

Las Cortes Valencianas han aprobado por unanimidad la creación de una comisión de investigación sobre el proceso que llevó a Caja Mediterráneo (CAM) a ser intervenida por el Banco de España, en un pleno donde la oposición ha puesto en duda la tarea de supervisión que realizó el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

La comisión de investigación, cuya creación había sido propuesta por Esquerra Unida y en cuya votación ha participado el president de la Generalitat, Alberto Fabra, tiene como finalidad «aclarar qué ha pasado en la caja» y la cuestión de las indemnizaciones de sus directivos, así como los avales a proyectos no viables y las responsabilidades políticas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA