El Banco de España le hace un favor a Alberto Fabra través de la CAM

La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), intervenida por el Banco de España, ha decidido renovar por tres meses una emisión de pagarés públicos por un importe de 200 millones de euros que realizó el pasado mes de julio la Generalitat valenciana, según han confirmado a EL BOLETÍN fuentes del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), organismo a través del cual la autonomía que gobierna Alberto Fabra emite su deuda.

Esta renovación de la emisión, que se hará pública previsiblemente en los próximos días a través del ‘Diario Oficial de la Comunidad Valenciana’, cuenta, según estas mismas fuentes, con el beneplácito del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que controla la caja alicantina desde su intervención el 22 de julio. El Banco de España, consultado por este diario, ha declinado hacer comentarios sobre la operación.

Se trata de la segunda vez que se renueva esta colocación. La anterior, en julio, apenas unos días antes de la nacionalización de la CAM, ya levantó mucha polémica entre la opinión pública debido a la delicada situación en la que se encontraba la caja. Las condiciones de la emisión son las mismas que la vez anterior. Esto es, títulos con vencimiento a tres meses, un cupón del 4,75% pagadero al vencimiento y amortización el 18 de enero de 2012.

El IVF cuenta actualmente con un rating a corto plazo de ‘A2’, según la agencia de calificación Standard & Poor’s. A largo plazo, el rating es de ‘A-‘

La renovación se produce en un momento en que las cortes valencianas, con el visto bueno del PP y a propuesta de Esquerra Unida, han acordado realizar una investigación sobre la mala gestión de la CAM que desembocó en la intervención de la caja, así como del papel del Banco de España como supervisor.

El pasado 22 de julio, el Banco de España decidió intervenir la CAM con una inyección de dinero público de 2.800 millones de euros, a los que se sumaban otros 3.000 millones a través de una línea especial de liquidez. Desde entonces, el organismo que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha intentado vender la entidad, aunque el proceso de subasta se ha alargado más de lo previsto ante la complicada situación que presenta la entidad y las propias dificultades que ofrece el entorno para una operación de tal enjundia. Tras haber realizado una primera criba entre los posibles compradores, el supervisor espera poder adjudicar la CAM antes de que finalice el año.