La banca abarata más el crédito a las empresas que a las familias

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La bajada en los tipos de interés ha repercutido más en los créditos otorgados a las empresas que en los de las familias. Según cifras del Banco de España, en el mes de julio el tipo medio al que se concedía un préstamo a una sociedad no financiera era del 3,78%, una caída de un 26,6% respecto al 5,15% de enero.

En el mismo período, el tipo medio para un crédito al consumo cayó un 12,2% al pasar del 6,96% al 6,11%, y el de una hipoteca un 22,7% hasta el 4,24% en julio, desde el 5,49% de enero. No obstante, según cifras de la Asociación Española de Banca (AEB) casi en un 90% de los nuevos créditos concedido por los bancos se están reduciendo los tipos nominales que se aplican a los clientes. Además, las fuentes para la financiación de las entidades de crédito no están referenciadas al Euríbor.

Así, la caída en los tipos de referencia ha provocado que los bancos tengan que remunerar ahora con mayores diferenciales los depósitos de sus clientes. En el mercado mayorista la crisis les ha obligado a pagar más a quienes suscriben los títulos que emiten, a pesar de los avales del Estado.

Al mismo tiempo, fuentes del sector financiero han señalado a EL BOLETÍN que, pese a que la situación de solvencia afecta por igual a familias y empresas, estas últimas no pueden permitirse “dejar de pedir crédito, mientras que los hogares tienen más margen” por lo que la demanda de los particulares ha caído de manera “brutal”.

Por ello, los síntomas de reactivación del crédito que se produjeron en el mes de julio se reflejaron más en los préstamos empresariales que en los concedidos a hogares. Bancos y cajas españoles otorgaron 373.636 millones de euros en créditos superiores a un millón de euros a grandes empresas, un incremento de un 11,3% respecto al mismo período del año anterior y de un 3,9% respecto a los siete meses anteriores. Frente a esta cifra, de enero a julio las entidades de nuestro país concedieron 45.000 millones de euros en nuevas operaciones de hipotecas, una caída de un 26% respecto a los siete primeros meses de 2009, aunque un aumento del 4,60% respecto a finales del pasado año.

Los préstamos al consumo han sido hasta el momento los que muestran una mayor restricción, debido también a que son los que muestran una mayor morosidad. Bancos y cajas concedieron hasta julio 19.055 millones en estos créditos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA