BMN remodela su cúpula a la espera de los 730 millones del rescate de Bruselas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consejo de administración de BMN aprobó ayer el nombramiento del hasta ahora director general y de Negocio, Joaquín Cánovas, como nuevo consejero delegado de la entidad, según informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El consejo de administración ha acordado, además, la creación de dos nuevas direcciones generales que dependerán directamente del consejero delegado: la dirección general de Finanzas, a cuyo frente se situará el hasta ahora director financiero (CFO) de BMN y durante nueve años ha sido director general de finanzas y riesgos en Caja Murcia, Ignacio Ezquiaga, doctor en económicas por la autónoma madrileña.

Para la dirección general de Inversiones se ha elegido al que ha sido subdirector tres años y director general adjunto de Cajasol cuatro años, así como inspector del Banco de España durante diez años, Francisco García Beato.

Los nuevos nombramientos se producen a la espera de que se concrete el rescate de la entidad, a la que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) inyectará en breve los 730 millones de euros del rescate aprobado por Bruselas.

A cambio de esta ayuda, la Comisión Europea, el banco deberá reorientar su modelo empresarial para centrarlo en el negocio minorista y la concesión de préstamos a las pymes en las regiones en las que había operado tradicionalmente. Deberá dejar de prestar dinero a proyectos inmobiliarios, o mantendrá una actividad marginal en este ámbito, y limitará su presencia en el negocio de banca mayorista.

La reestructuración conllevará asimismo una reducción significativa de la plantilla. La intención inicial de la empresa es recortar 863 empleos y homologar las condiciones salariales de la plantilla.