El sindicato CSICA sospecha de “intereses ocultos” en el nombramiento de Pitarch como consejero de Liberbank

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El nombramiento de Alfonso Pitarch, gerente del grupo familiar de empresas Eléctricas Pitarch, como nuevo consejero de Liberbank en representación de Caja Extremadura ha despertado las sospechas entre los representantes sindicales de la entidad. El sindicato CSICA llega a hablar de “intereses ocultos” en la designación.

El presidente de Caja Extremadura, Víctor Bravo, propuso en la reunión del consejo de Caja Extremadura celebrada el pasado día 21 de enero, a Alfonso Pitarch como nuevo consejero para representar a esta entidad en el consejo de administración de Liberbank, una decisión que provocó “estupor entre algunos de los miembros del consejo de la entidad extremeña”, según señala el sindicato.

“Lo transparente hubiese sido que el presidente hubiese propuesto una terna alternativa con varios candidatos”, señala CSICA, y que la elección “se hubiese hecho con luz y taquígrafos y después de que una empresa consultora de selección de personal hubiese evaluado el perfil idóneo de los posibles candidatos, considerando la importante labor que ha de desarrollar en el consejo de Liberbank”.

La idea de proponer a Pitarch, sustentada en que es un empresario de reconocido prestigio en la región, se produce al tiempo que Liberbank prepara su salida a Bolsa. El banco surgido de la fusión de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura ya ha comenzado a enviar documentación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), si bien el proceso se encuentra todavía en una fase inicial.

La entidad que dirige Manuel Menéndez recibirá asimismo ayudas por 124 millones de euros en bonos convertibles contingentes, los denominados cocos.