El presidente de Caja Cantabria, Eduardo Zúñiga, se sentará en el consejo de Liberbank

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El presidente de Caja Cantabria, Eduardo Zúñiga, ha sido propuesto por el consejo de administración de esta entidad para ocupar el puesto de consejero en Liberbank, vacante tras la dimisión de Enrique Ambrosio.

La caja señaló en un comunicado recogido por el Diario Montañés que Zúñiga ha aceptado la propuesta porque, según ha podido comprobar desde que accedió a la presidencia de la entidad, “la coincidencia de la figura de presidente y consejero de Liberbank puede ser más eficaz” y posibilita “defender mejor los intereses de la entidad cántabra”.

No obstante, este nombramiento nace ya con fecha de caducidad, ya que la nueva normativa que prepara el Gobierno para las cajas de ahorros obligará a las entidades que han transferido sus negocios a los bancos a convertirse en fundaciones, sin que puedan coincidir los consejeros del banco con los de las fundaciones.

La medida también afectará a Manuel Menéndez, presidente de Cajastur y Liberbank, que deberá renunciar a uno de los dos cargos. No obstante, el plazo para llevar a cabo esta conversión es dilatado, ya que no entrará en vigor hasta finales de 2014.

Zúñiga, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, es auditor oficial de cuentas y pertenece al Registro Oficial de Auditores de Cuentas del Ministerio de Economía.

El nombramiento de Zúñiga pone fin a la polémica surgida entre Caja Cantabria y Liberbank, después de que en junio del año pasado la caja solicitase el cese del expresidentes Ambrosio.