Los políticos consiguen mantenerse en los ‘despojos’ de las antiguas cajas de Bankia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Todo cambia para que nada cambie. Ésta parece la primera conclusión del proceso de transformación de las antiguas cajas de ahorros de Bankia en fundaciones tras el rescate del banco. Entre los nombres que se barajan para dirigir los patronatos destacan ‘viejos conocidos’ con un pasado político, como José Antonio Moral Santín o Pablo Abejas.

En noviembre del pasado año, las siete cajas fundadoras de Bankia desaparecieron formalmente para pasar a convertirse en fundaciones dependientes de los respectivos gobiernos autonómicos, una vez perdidas sus participaciones en el banco. Este proceso ha generado un nuevo baile de nombres, en un primer momento para ocupar asientos en las comisiones gestoras que deberán articular la conversión en fundación; y en un segundo lugar, para el propio patronato que finalmente se encargará la gestión del día a día.

En Caja Madrid, la más grande de las antiguas socias de Bankia, la comisión gestora encargada de articular la fundación y aprobar las cuentas está presidida por Pablo Abejas, que en su momento fue uno de los paladines de Esperanza Aguirre en la ‘guerra interna’ que la expresidenta de la Comunidad de Madrid impulsó para hacerse con el control de Caja Madrid y provocar la marcha de Miguel Blesa. Otros miembros de esta comisión de gestión son Beltrán Gutiérrez y Antonio Cámara, también vinculados al PP.

En lo que se refiere al patronato, estará formado por siete miembros, aunque podrá ampliarse hasta 15. Entre ellos, según publica la cadena Ser en su web, está el propio Pablo Abejas. No será el único miembro del patronato con un pasado a cuestas. También estará presente, siempre según esta emisora, José Antonio Moral Santín, representante de Izquierda Unida en el Consejo de Caja Madrid y de Bankia, y a día de hoy imputado en la causa que se investiga en la Audiencia Nacional sobre la salida a Bolsa del banco.

El que sí habría rechazado la oferta para sentarse en el patronato es Arturo Fernández, también imputado en el caso Bankia, aunque sí se espera a un representante de la patronal empresarial madrileña.

También tendrán asientos Albert Boadella, director artístico de los Teatros del Canal de Madrid, y Carmen Cafranga, exconsejera de Caja Madrid. Habrá asimismo en el órgano representantes de las universidades públicas y privadas de la región. De momento, los socialistas madrileños, así como los dos principales sindicatos, UGT y CCOO, no han decidido si ocupar o no asientos en el patronato.

La primera reunión del nuevo patronato estaba prevista para este mismo lunes, pero, según la Ser, finalmente problemas de agenda impidieron el encuentro en el que debía constituirse formalmente el órgano que controlará la gestión de la fundación especial.

En Bancaja, la otra gran socia de Bankia, el Gobierno de la Generalitat valenciana aún negocia con la oposición los miembros de la comisión gestora. Según publica Las Provincias, los socialistas ya han elegido a sus cuatro representantes en la comisión: José Camarasa (exparlamentario autonómico del grupo socialista), José Cataluña (exresponsable de las finanzas del PSPV y exvicepresidente de Bancaja), Matilde Soler y Joaquín Azagra (conseller con Joan Lerma de presidente de la Generalitat).

El gobierno de Alberto Fabra, por su parte, todavía no ha dado los nombres de las cinco personas que acompañarán a José María Más Millet, actualmente presidente de Bancaja, en esta comisión.