ING y Espírito Santo sacan ‘tajada’ de la norma contra los superdepósitos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Las entidades extranjeras que operan en España bajo una sucursal y no con una filial se vuelven a librar de tener que cumplir las nuevas directrices que el Banco de España ha impuesto a los bancos, convirtiéndose en un reclamo para los clientes que quieren sacar el máximo partido a sus ahorros. Dos nombres propios destacan en este segmento, el portugués Banco Espírito Santo y el holandés ING.

Banco Espirito Santo todavía ofrece su Depósito BES 12 meses al 4,50% TAE, una rentabilidad muy por encima de los límites impuestos por el Banco de España, aunque el producto no es accesible a todos los bolsillos, ya que requiere una inversión mínima de 50.000 euros. Sin embargo, la entidad lusa sí ha dejado de comercializar su Depósito BES 6 meses, que pagaba un 4,30% TAE.

En el segmento de las cuentas remuneradas, ING Direct y su Cuenta Naranja sigue liderando el mercado con un interés del 3,30% TAE durante cuatro meses para los nuevos clientes que contraten el producto. Una vez cumplido ese período, la remuneración será del 1,20% TAE. Al ser una sucursal de una entidad holandesa y no una filial española, ING no está obligada a plegarse a la nueva normativa del Banco de España.

El Banco de España ha impuesto un límite del 1,75% en los depósitos de menos de un año. En el caso de los depósitos de uno a dos años, la rentabilidad máxima podrá alcanzar el 2,25%, y en los de más de dos años, el 2,75%.

La penalización que el supervisor impondrá a los bancos que sobrepasen estas rentabilidades no se instrumentará a través de mayores aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), como en la anterior Ley Salgado, sino con mayores requisitos de capital. El requisito mínimo del core Tier 1 se elevará para estas entidades hasta el 10,25%, frente al 9% actual.