Los inversores internacionales vuelven a confiar en el Popular

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Popular vuelve a brillar. Los inversores internacionales vuelven a observar con interés a esta entidad después de un otoño complicado, cuando tuvo que realizar una ampliación de capital tras adquirir, sin ayudas, el Banco Pastor. Las buenas recomendaciones de Standard & Poor’s y Société Générale se suman al éxito registrado en la emisión de deuda corporativa celebrada este miércoles.

La entidad ha demostrado además con esta última emisión que los inversores internacionales están dispuestos a regresar a los bancos y compañías españolas en 2013, una tendencia que han confirmado a EL BOLETÍN algunos de ellos y que ya puso de relieve el BBVA la semana pasada al cerrar otra subasta de forma satisfactoria.

El Popular completó este miércoles una emisión de deuda senior por valor de 750 millones de euros, a un plazo de 30 meses, tras recibir una demanda que superó los 1.300 millones de euros. A este buen resultado hay que sumar el que consiguió el BBVA el pasado 4 de enero, cuando colocó 1.500 millones de euros en bonos a cinco años frente a una demanda que rondó los 5.000 millones de euros aún recortando el interés ofrecido hasta el 3,8% (por debajo de lo que ofrece el Tesoro).

George Papamarkakis, cofundador del fondo de inversión londinense North Asset Management, estuvo comentando con este periódico sus impresiones al respecto. En su opinión, la tendencia ya adelantada por el portal financiero Dow Jones de que los inversores internacionales están regresando a España –y en particular al mercado corporativo- tiene fundamento; no obstante señala que no es sólo una cuestión de crédito, que los intereses ofrecidos, más elevados que en otros mercados como por ejemplo el alemán, también contribuyen a ello.

En todo caso, el Popular (que ayer se disparó en Bolsa hasta superar el 8,3%) ha comentado, valorando la emisión, que el auditorio no sólo se compuso de inversores internacionales; también hubo compradores del mercado doméstico. Ayer mismo el banco francés Société Générale instó a sus clientes “mantener posiciones” en el banco, desechando así la recomendación de “vender”.

Los buenos resultados cosechados por los dos bancos españoles en los mercados de deuda dan la razón a los recientes informes publicados por Morgan Stanley y Merrill Lynch, en donde se invita a sus respectivos clientes a invertir a partir de este año en España debido al clima de grandes oportunidades que este país, tras varios años de crisis económica, encierra.