Los sindicatos bancarios españoles ‘piden’ que se aplique la legislación alemana a los despidos en el sector

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Hablar de los sindicatos españoles y de Alemania en la misma frase supone, normalmente, un enfrentamiento entre un concepto y el otro a partir de las siguientes líneas escritas. Una ecuación que sin embargo se rompe en este caso concreto que atañe a los despidos masivos en la reestructuración de las cajas de ahorro. Esta vez el contexto ha hecho que los trabajadores españoles miren hacia el motor centroeuropeo buscando una solución.

Una de las claves de la fortaleza alemana -según explica Holm-Detlev Köhler, que es profesor de Sociología en la Universidad de Oviedo, en una pieza de opinión publicada en el diario El País– tiene su fundamento último en unas relaciones laborales cooperativas y en la participación activa de los sindicatos en la gestión de las empresas. “Fueron, de hecho, los sindicatos alemanes los que convencieron a las empresas a renunciar a la flexibilidad externa o ajuste vía despidos y negociaron una amplia gama de medidas de flexibilidad interna con cálculos anuales de horas de trabajo, sistemas variables de jornada laboral y la exitosa solución del Kurzarbeit”, explica el profesor.

Este abanico de alternativas es el que piden que se ponga en marcha desde los sindicatos, ahora que se han sentado a negociar con la dirección de Bankia, la entidad nacionalizada que pretende recortar su tamaño prescindiendo de 5.000 trabajadores. Según el experto, “el trabajo corto facilita a las empresas la puesta en práctica de reducciones temporales del tiempo de trabajo para capear los temporales sin deshacerse de su capital humano, mientras las oficinas de empleo subvencionan programas de formación continua y reciclaje profesional, además del 60% del salario de las horas no trabajadas”.

Köhler asegura, además, que la negociación colectiva de estas medidas “ha sido responsable de salvar alrededor de tres millones de puestos de trabajo desde 2008 y ha sido esta mano de obra retenida por las empresas la que ha permitido la recuperación acelerada de la economía alemana”. De momento, se ha podido saber que los sindicatos y la dirección de Bankia se reunirán todos los miércoles de aquí y hasta el próximo 8 de febrero, cuando finaliza el periodo de consultas para concretar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE).