CaixaBank estudia despidos temporales en Isla Mágica mientras encuentra comprador al parque

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Isla Mágica ha planteado a sus 600 trabajadores el posible cierre o la alternativa de un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE). El futuro del parque temático se encuentra en el aire mientras CaixaBank, que controla un 82% del capital, sigue buscando un comprador.

La presidenta del comité de empresa, Ana Pérez Luna, ha informado en un comunicado recogido por Efe de que la empresa “ha puesto sobre la mesa la intención de aplicar para 2013 un ERTE que tendría una carácter transitorio, es decir, que se aplicaría sólo en este año, hasta esperar que aparezca algún comprador”.

Isla Mágica tiene 600 trabajadores, de los que 400 son empleos directos y 200 temporales y de subcontratas, y el comité de empresa ha pedido que las posibles medidas no afecten a los fijos discontinuos para garantizarles el cobro de las prestaciones por desempleo.

“Hemos exigido que se nos de una garantía, que CaixaBank nos asegure que se va a mantener abierto Isla Mágica. Queremos que dejen constancia de que van a cumplir los acuerdos que alcancemos”, ha asegurado la presidenta del comité.

“CaixaBank, como máximo accionista, tiene que dar ya la cara porque no se puede jugar así con la vida de seiscientas familias. Las negociaciones empezarán la semana que viene, y esperemos que ya se nos dé el calendario definitivo”, según Pérez Luna.

Actualmente, en Parque Temático Isla Mágica (PIMSA) participan Caixabank con un 82% del capital; Unicaja (6,97% de acciones); Ogden International Europe (2,8%), Aldeasa (1,77%), el Ayuntamiento de Sevilla (1,73%), Acciona (1,35%), la sociedad de la Diputación provincial Prodetur (1,41%), Caja España (0,75%), la Gerencia Municipal de Urbanismo (0,25%) y la Corporación Industrial Financiera Banesto (0,19 %).