Isla Mágica se convierte en otro ‘regalo envenenado’ de Banca Cívica a La Caixa

Instalaciones de Isla Mágica
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La plantilla y la dirección de la sociedad Parque Isla Mágica S.A. (Pimsa) se reunirán de nuevo mañana, día 3 de enero de 2013, para seguir debatiendo sobre los presupuestos operativos de la compañía de cara a la nueva temporada y el calendario de apertura del recinto.

Según publica Europa Press, la nueva reunión surge después de que el pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobase una moción que reclama la “continuidad” de Isla Mágica, instando además a CaixaBank a pactar con la plantilla cualquier modificación de las condiciones laborales de los trabajadores.

Al tiempo que se producen estas conversaciones, La Caixa, que ya vendió su participación en Port Aventura, prepara su salida del capital del parque temático sevillano, participación que la entidad catalana heredó de Banca Cívica después de absorber el banco de Cajasol, Caja Navarra, Caja Burgos y Caja Canarias.

Actualmente, en Parque Temático Isla Mágica (PIMSA) participan CaixaBank con un 82% del capital; Unicaja (6,97% de acciones); Ogden International Europe (2,8%), Aldeasa (1,77%), el Ayuntamiento de Sevilla (1,73%), Acciona (1,35%), la sociedad de la Diputación provincial Prodetur (1,41%), Caja España (0,75%), la Gerencia Municipal de Urbanismo (0,25%) y la Corporación Industrial Financiera Banesto (0,19 %).

A principios de noviembre, La Caixa vendió su participación del 50% en Port Aventura a Investindustrial, la compañía de la familia Bonomi, por 105 millones de euros.