Las inmobiliarias apuran al máximo el plazo para presentar sus resultados

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las inmobiliarias españolas se encuentran apurando al máximo el límite para presentar los resultados del primer semestre del año, establecido en el 31 de agosto. De las principales compañías españolas, tan sólo tres, Realia, Aisa y Colonial han presentado sus cuentas a los inversores, mientras que de todo el resto, sólo Metrovacesa ha confirmado que comunicará sus resultados el próximo viernes, a pesar de que tan sólo quedan tres días hábiles para llegar al plazo establecido por la CNMV.

Las tres grandes inmobiliarias que han presentado sus balances han incurrido en pérdidas en 2009. La que más recientemente lo ha hecho ha sido Aisa, que ayer comunicó que había cerrado el primer semestre del año con unas pérdidas netas de 40,2 millones de euros, cifra muy superior a las registradas en el mismo período del año anterior, cuando éstas fueron de 1,9 millones. Sin embargo, la firma se disparó un 30% en Bolsa tras conocerse estos resultados. Esta subida se produjo a pesar de que los auditores de las cuentas de Aisa pusieran serios inconvenientes a la viabilidad de la compañía. Por su parte, Realia perdió 38,8 millones de euros en el primer semestre de año frente a un resultado positivo de 37,8 millones del año anterior, lastrada por las provisiones realizadas por la pérdida de valor de sus activos y la fuerte caída de ventas.

Colonial ha registrado unas pérdidas de 363,1 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un 84,8% menos que en el mismo período de 2008.

Sin embargo, la cotización de las inmobiliarias sigue ajena a esta cascada de malos resultados, ya que han protagonizado un espectacular ‘rally’ bursátil que las ha llevado a duplicar su valor desde mínimos del año pasado, poniendo de manifiesto el divorcio entre las cuentas de las firmas y sus subidas en Bolsa. Así, los expertos apuntan a que estas revalorizaciones se deben a inversiones especulativas.

Sin embargo, todavía les queda un largo camino por recorrer hasta llegar a las cotas que alcanzaba la acción de las principales inmobiliarias en sus máximos de 2007, antes de que explotara la burbuja inmobiliaria en España, aproximadamente del 80% sobre su valor actual.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA