El 60% de parados sin subsidio se quedará sin la ayuda del Gobierno

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El 60% de los desempleados españoles sin subsidio se quedan sin la ayuda prometida, es decir, medio millón de parados no percibirán los 420 euros, ya que la nueva prestación deja fuera a quienes agotaron el paro antes del 1 de agosto. En declaraciones a EL BOLETIN, CCOO. considera que las ayudas a los parados son «insuficientes» y declaran que todos los desempleados deberían tener el mismo derecho a recibir la ayuda sin tener en cuenta el mes en el que dejaron de cobrar el paro.

Por su parte el Ministerio de Trabajo asegura que la fecha escogida ya tiene efecto retroactivo, la puesta en marcha de la medida debería ser después de la aprobación del Real Decreto el 16 de agosto y, sin embargo, se ha retrasado hasta el 1 de agosto porque, según el Ministerio, había que establecer un límite.

Esta medida costará al Gobierno 642 millones de euros. Aunque el Ejecutivo ha admitido que esta estimación parte de una base «optimista» ya que cuenta con que un nutrido grupo de parados encuentre trabajo y no perciba el cheque. Aún así, la economía sigue destruyendo puestos de trabajo a un ritmo superior al 6% interanual y los expertos aseguran que continuará así los próximos meses.

En Madrid 40.000 desempleados no obtendrán la ayuda. En la Comunidad Autónoma un 60% del total de parados sin subsidio se quedarán sin los 420 euros prometidos por el Gobierno, por lo que desde CCOO no sólo critican al Gobierno de Zapatero sino que aseguran que Esperanza Aguirre podría tomar medidas y aportar más ayudas a los desempleados de la Comunidad.

Para percibir la prestación es obligatorio que las rentas del beneficiario no superen al mes el 75% del salario mínimo interprofesional, es decir, que no pase de 468 euros mensuales. Esta ayuda se destinará a aquellos que agoten a partir del 1 de agosto la prestación por desempleo y los subsidios, incluida sus prórrogas. Esta ayuda durará 6 meses, prorrogables según afirma el Gobierno hasta que la tasa de paro española se reduzca por debajo del 17%. Durante esos 6 meses los usuarios deberán asumir un compromiso con el INEM de su región para participar en un itinerario de formación y empleo. El plazo máximo para solicitar la ayuda es de 60 días después de que el interesado haya agotado el paro y el subsidio por desempleo. Si se pasa ese tiempo se pierde el derecho a recibirla.

Según declaraciones del sindicato CSIF las oficinas del Inem todavía no han recibido los formularios originales que tienen que rellenar los usuarios. Además, debido a la falta de datos, las comunidades autónomas aun no pueden informar del itinerario de formación al que se han de comprometer ni de la documentación exacta que deben entregar. Según CSIF, la expectativa creada por el Gobierno se está convirtiendo en una gran frustración para cientos de miles de españoles

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA