La futura Unicajasur nacerá lastrada por su vinculación al ladrillo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La cartera empresarial de la entidad resultante de la fusión entre las andaluzas Cajasur y Unicaja tendrá una fuerte vinculación al ladrillo, con unas 50 empresas promotoras en ella, en un momento en que el sector inmobiliario español está aún lejos de haber dado algún síntoma de recuperación tras casi dos años de crisis.

Esta vinculación al sector inmobiliario es fruto sobre todo de la herencia de Cajasur. La entidad dependiente del obispado participaba a cierre de 2008 en 90 empresas, de las que 22 se dedican al sector inmobiliario, según el informe económico del año pasado. Es más, el Grupo de Empresas Cajasur, sociedad participada al 100% por la matriz y orientada a la tenencia de valores, destinó en 2008 un 44,5% de sus inversiones al sector inmobiliario. Actualmente, Cajasur tiene unos 1.700 millones de euros atrapados en el sector inmobiliario, con 4.000 viviendas y dos millones de metros cuadrados de suelo urbanizable.

La fuerte vinculación de Cajasur al sector inmobiliario ha obligado a la entidad cordobesa a buscar una fusión con otra caja para evitar ser intervenida por el Banco de España. La fusión con Unicaja no obstante, no será sencilla, sino que requerirá de casi 1.000 millones de euros entre avales y participaciones preferentes con cargo al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para poder salir adelante.

Más diversificada está la cartera de Unicaja. La entidad presidida por Braulio Medel participa en aproximadamente un centenar de empresas, de las que 17 se centran en el sector inmobiliario. La actividad inmobiliaria se desarrolla principalmente a través de Inmobiliaria Acinipo, participada al 100% por Unicaja. Según el anuario económico, entre las sociedades que forman parte de Unicaja a través de Acinipo destacan Mijas Sol Resort e Inmobiliaria Uniex Sur. La tercera caja que se unirá a la fusión, Caja Jaén, cuenta actualmente con 23 entidades en su cartera empresarial, entre las que figuran 13 promotoras inmobiliarias.

Fuera del sector inmobiliario, la futura Unicajasur se convertirá también en la primera accionista de la convulsa SOS por delante de Caja Madrid, que posee un 10,5% de la compañía. La empresa alimentaria, envuelta en continuos escándalos tras la salida de los Salazar, estará participada por un 14,37% por la futura Unicajasur. Tanto Unicaja como Cajasur aumentaron ligeramente sus participaciones en SOS en las últimas semanas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA