Ernst & Young, la otra auditora del fiasco de Bankia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La crisis de la banca española ha puesto en el ojo del huracán a las auditoras que en su día avalaron las fusiones de las cajas de las que surgieron los nuevos bancos. Pero entre todas ellas destaca Deloitte, quien se ha encargado de auditar a los bancos españoles con problemas, como Bankia, la entidad creada a partir de la fusión de siete cajas, en las que también aparece el nombre Ernst & Young.

Esta firma era la auditora de la mayor parte de cajas que formó parte de la operación: Caja Canarias, Caixa Laietana, Caja Ávila y Bancaja. Mientras, la firma de auditoría de Caja de la Rioja era PwC y de Caja Segovia KPMG.
Pero el Deloitte la protagonista. No sólo auditaba Caja Madrid, sino también a Banco de Valencia, Novagalicia y Catalunya Caixa.

De hecho, Deloitte ha comenzado a granjearse una mala imagen en el sector, hasta el punto de que algunas de las compañías rivales han salido al paso para lanzar críticas contra la auditora de Bankia y BFA. El socio director de KPMG en Valencia, Juan Latorre, aseguró recientemente que no se puede cuestionar la labor de las firmas de auditoría por la situación en el sector bancario español, ya que las auditorías estaban en su mayoría en manos de Deloitte.

«Se cuestiona la labor que hacemos todos los auditores pero resulta que el sector financiero lo audita solo una entidad, en un 85%, que se llama Deloitte y no KPMG, por tanto si hay que disparar al mensajero o al que toca el piano que se dispare al que audita al 85%, que es el que está siendo revisado en este momento por todas las entidades», apuntó.

Aunque KPMG ha sido el auditor de otras de las entidades financieras con problemas, como la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). La compañía se justifica al afirmar que el tamaño de los agujeros detectados era completamente distinto y que en el caso de CAM en el informe de 2010, en pleno proceso de integración en Banco Base, se había revelado un desequilibrio de 1.000 millones de euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA