La CNMV investiga el 50% de las preferentes de las cajas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la CNMV, Julio Segura, ha asegurado hoy que el regulador ha abierto expediente a siete entidades financieras por la comercialización de participaciones preferentes, más de un tercio de las 18 que colocaron estos títulos. Estos expedientes afectan «a un 50% del importe nominal de las emisiones vivas».

Tras las diversas operaciones de canje adoptadas hasta ahora por bancos y cajas el total de las emisiones vivas en circulación asciende a unos 8.500 millones de euros, según los cálculos de Segura.

Existe «mucha evidencia de que ha habido una mala práctica» en las ventas de estos títulos, algo que «deja un mal sabor de boca», tal y como ha reconocido el presidente de la CNMV, que ha admitido que la mayor parte de los expedientes están abiertos sobre entidades ahora nacionalizadas.

Segura ha querido salir al paso además a las críticas vertidas al regulador por la CECA, después de que el director general de la patronal de cajas, José María Méndez, acusase a la regulador de haber empeorado la situación de las preferentes. 

La CNMV ha respondido que había detectado que algunas entidades habían montado «mercados internos», en los que si un cliente vendía sus preferentes, se le vendían a otro al 100% del nominal. Sin embargo, con la crisis el valor de mercado de las emisiones no casaba con el 100% del nominal, con lo que «se estaba perjudicando a un cliente frente a otro». Por ello, el regulador prohibió hacer estas operaciones.

Segura ha sido el encargado de dar la conferencia de clausura del tradicional Encuentro Financiero que la APIE organiza en Santander, en la que ha señalado que «sería muy positivo» que se configurase en España el modelo de supervisión «twin peaks, en el que existen dos supervisores financieros», uno «dedicado a la solvencia de las entidades y otro a la vigilancia de las normas de conducta».

Esta reforma dejaría en una situación de igualdad a la CNMV con el Banco de España, cuya reputación se ha visto muy dañada en los últimos años por la reestructuración de las cajas de ahorros, la polémica de las participaciones preferentes, o la nacionalización de Bankia.

Segura ha expresado, en esa misma línea, la necesidad de «impulsar una reforma a través de la cual la CNMV se dote de una mayor independencia económica que le permita asimilar su régimen económico al del otro supervisor financiero, el Banco de España». Además, según ha señalado el presidente de la CNMV, «un mayor gasto no afectaría al déficit», ya que el regulador se financia mediante tasas.

Ante las voces que piden que se vuelvan a prohibir las ventas a corto debido al ataque especulativo al sector financiero, Segura ha asegurado que los efectos positivos de este tipo «se diluyen en unas dos semanas», mientras que si se prolonga «aparecen erectos negativos, como la caída de la liquidez».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA