Banco Popular rechaza de lleno las ayudas públicas al sector financiero

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El vicepresidente de Banco Popular, Roberto Higuera, ha mostrado hoy su «absoluta repulsa» hacia la entrada de dinero público en empresas privadas, como los bancos, independientemente de que sea estatal o europeo. El responsable de la entidad ha asegurado además que el banco evitará a toda costa las ayudas públicas.

Durante su intervención en el encuentro financiero organizado por la APIE en Santander, Higuera ha señalado que el Popular «no quiere ayudas estatales» porque casa mal con la iniciativa privada, según ha destacado Higuera, que ha recordado que la entidad puede generar plusvalías de hasta 3.000 millones de euros y también dejó aparcada hace tiempo una posible ampliación de capital que podría retomarse.

En ese mismo sentido se ha referido sobre el rescate acordado por el Gobierno con la UE de los bancos españoles, sobre el que ha destacado que «la solución no pasa por el dinero», porque «el problema es de otro enfoque».

«No se pueden generalizar los problemas a todos los actores del sector financiero», según ha defendido Higuera, que ha señalado que algunas cajas de ahorros presentan problemas ya desde su propio modelo de negocio.

Como ejemplo, ha destacado que hay entidades que tienen un 60% de su cartera crediticia en hipotecas de familias, a unos plazos muy largos y con tipos de interés de Euribor más un pequeño diferencial. En principio no parecería que existiesen problemas, ya que son créditos buenos, pero el coste del pasivo es más caro, lo que se traduce en un 60% de la cartera en pérdidas. A juicio de Higuera, hay que «crear unas condiciones de seguridad y consistencia, que no se diga una cosa hoy y mañana otra», así como atajar «el ruido» que hay en Europa, donde «hablan muchas voces a la vez».

Además, el Popular ha insinuado que los bancos españoles pagan los errores pasados de Moody’s Las agencias de calificación tuvieron un papel protagonista en las hipotecas ‘subprime’ que dieron origen a la actual crisis y ahora intentan cubrirse las espaldas ante cualquier duda del mercado, lo que está penalizando especialmente a los bancos españoles. Esa es la tesis que deja entrever Higuera, que ha criticado la «actuación feroz» de ayer de Moody’s.

Higuera se ha preguntado si el recorte de rating que acometió ayer Moody’s sobre 28 bancos españoles, incluido el Popular, no responderá a una «sobrerreacción a una situación pasada», como fue el estallido de la burbuja de las hipotecas subprime, que las calificadoras alentaron otorgando ratings de grado de inversión a productos muy complejos y de cobro dudoso.

Moody’s, que el pasado 13 de junio recortó la calificación de la deuda española hasta ‘Baa3’ con perspectiva negativa, trasladó ayer este recorte a 28 bancos españoles, entre ellos el Popular. Higuera se ha mostrado asimismo muy crítico con la reforma financiera aprobada por el Gobierno. Según ha defendido, incrementar la capitalización de los bancos y a la vez las provisiones es una «medida procíclica», que acentúa la caída de la economía.

Posiciones cortas

«¿Vamos a seguir bajo la presión de los especuladores bajistas?» Esta es la pregunta que ha dejado en el aire el vicepresidente de Banco Popular, Roberto Higuera, que ha advertido de que «el daño a las empresas españolas es un daño a la imagen del país».

En verano del año pasado, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) prohibió las ventas a corto en el sector financiero español, pero en febrero de este año se levantó la prohibición. Higuera, que ha matizado que él no pide que se vuelva a anunciar una prohibición de estas operaciones especulativas, sí ha señalado que hay indicadores que apuntan a un ataque especulativo «más allá de lo que digan las estadísticas». Un ejemplo, ha explicado, «se puede ver en el interés al que se presta la acción del Popular» para llevar a cabo operaciones a corto, y que puede llegar al «10% o al 14%» cuando «lo normal sería del 1% o el 1,5%».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA