Los tenedores de deuda subordinada de Bankia podrían perder el 65% de su inversión, según The New York Times

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El 62% de la deuda subordinada de Bankia está en manos de inversores particulares españoles, no en las de grandes inversores institucionales extranjeros o de hedge funds, según un artículo publicado por el New York Times, que se pregunta si el Gobierno de Mariano Rajoy se atreverá a dejar colgado a estos minoristas en un momento en que la tasa de paro de España roza el 25%.

Según el prestigioso diario neoyorquino, a los precios actuales del mercado, los tenedores de estos títulos perderían un 65% de su inversión, ya que se pagan a apenas 35 centavos por cada dólar.

Esto podría generar un conflicto aún mayor de España con sus socios europeos, ya que, según explica al rotativo Adam Lerrick, experto en banca y deuda soberana del American Enterprise Institute, “las pérdidas para los tenedores de bonos es ahora la política de la zona euro, por lo que la credibilidad de Europa también está en juego”.

Las condiciones de Bruselas a la nacionalización de Bankia, que recibirá 19.000 millones de euros de ayudas públicas, podría pasar por imponer pérdidas a los tenedores de los bonos subordinados, es decir, a aquellos inversores cuyos títulos no tienen ningún colateral de garantía y son considerados más arriesgados.

No obstante, el diario estadounidense no aclara si se refiere sólo a la deuda subordinada, o suma también las participaciones preferentes que tan populares se hicieron en el sector financiero hace unos años. Bankia disponía antes de las diferentes operaciones de canje de unos 6.000 millones de euros entre ambos títulos, unos 4.000 millones en preferentes y unos 2.000 en subordinada.

No obstante, la entidad canjeó antes del anuncio de su nacionalización unos 1.155 millones de euros, de los que unos 400 millones correspondían a deuda subordinada, por lo que el banco tiene en circulación unos 1.600 millones de euros en estos títulos. El grueso del resto pertenece a los 3.000 millones de euros de preferentes que Caja Madrid colocó en 2009.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA