Novagalicia, CatalunyaCaixa y Banco de Valencia echan balones fuera sobre su posible liquidación

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Novagalicia, CatalunyaCaixa y Banco de Valencia tienen todas las papeletas para desaparecer, tal y como ya adelantó EL BOLETÍN, y las palabras de Joaquín Almunia señalando que al menos una entidad se liquidará han causado un gran revuelo en el sector. No obstante, las tres entidades echan balones fuera y comunican oficialmente sus planes de seguir adelante.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, abrió la caja de los truenos al apuntar que, al menos, se producirá la liquidación de una entidad. Todas las miradas se dirigieron en ese momento a Novagalicia, CatalunyaCaixa y Banco de Valencia. “Estas tres entidades no se han subastado hasta el momento porque nadie las quiere con tanta ‘morralla’ dentro”, explican algunos expertos del sector, que comentan, sin embargo, que “el efecto será el mismo” si primero reciben fondos europeos y después se ponen a la venta, enteras o por partes, ya que, de todas formas “estaban destinadas a desaparecer”.

Sin embargo, las entidades descartan por el momento esta drástica medida. Novagalicia, “al igual que han hecho el Gobierno español y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), se ve obligado a descartar cualquier posibilidad de instar un concurso o liquidación de la entidad”, señaló la entidad gallega en un comunicado, en el que recordaba que “el FROB es titular del 90,6% del capital” y que el lunes remitió su nuevo plan de recapitalización, que a su juicio, “garantiza la viabilidad y la rentabilidad del banco”.

También salió al paso de los rumores CatalunyaCaixa, que insistió en que el proceso de su subasta sigue abierto y no está previsto que se cancele. La entidad catalana aseguró en una nota emitido una nota en la que asegura que la privatización “avanza hacia la recta final” y esperan que las entidades interesadas, seis en total, presenten ofertas vinculantes una vez finalizada la valoración de la caja.

El propio Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que también controla el Banco de Valencia tras su intervención, también comunicó que “no tiene previsto” instar el concurso o liquidar ninguna entidad de crédito bajo su administración o control. De este modo “el FROB seguirá llevando a cabo la reestructuración ordenada de estas entidades, manteniéndose, por consiguiente, la operativa normal de las mismas”.

Novagalicia y CatalunyaCaixa necesitan entre las dos unos 9.000 millones de euros adicionales, mientras que en el caso de Banco de Valencia, la semana pasada concluyó el periodo de suscripción de su ampliación de capital y apenas acudió a él un 0,1504% del capital de la entidad valenciana. Esto supone que al final el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) tendrá que hacerse cargo de los restantes 998,5 millones. En total, entre la CAM, CatalunyaCaixa, Novagalicia Banco y el Banco de Valencia, llevan consumidos más de 12.000 millones de euros en ayudas públicas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA