MAFO se despide del Banco de España pidiendo que se limite “en lo posible” el dinero público

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El todavía gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha defendido que limitar “en lo posible” el uso del dinero público y reducir “al mínimo” el tiempo de presencia del Estado en las entidades deben ser los principios que primen a la hora de afrontar el saneamiento de las entidades y la reforma financiera.

En su último discurso ante el consejo de gobierno del Banco de España, antes de ser sustituido por Luis Linde, Fernández Ordóñez ha recomendado al Gobierno que siga estos principios a pesar de que ha reconocido que los cambios en las condiciones económicas y de los mercados han obligado “a irlos modulando”.

El gobernador saliente, que considera “crucial” finalizar la reestructuración del sector financiero para que España salga de la recesión, ha animado también a seguir con el proceso de fusiones para contrarrestar la “excesiva” fragmentación y el sobredimensionamiento del sector.

Fernández Ordóñez no ha desaprovechado tampoco la oportunidad para lanzar algún dardo al Gobierno de Mariano Rajoy por haberle impedido hablar en el Congreso sobre el rescate a Bankia. “No debería ser sólo una obligación de los reguladores, sino también un derecho” rendir cuentas al Parlamento, ha señalado, para añadir que “la transparencia que proporciona el Parlamento es una ayuda inestimable para salvaguardar la independencia de la institución de posibles interferencias de las autoridades y grupos de interés”.

Fernández Ordóñez también ha realizado un poco de autocrítica en su despedida al admitir que “no puedo decir que el Banco de España, en su tarea de supervisión, no haya podido equivocarse en ocasiones, pero sí puedo asegurar que las decisiones del Banco de España han estado siempre basadas en criterios exclusivamente profesionales”.

No obstante, en ese sentido ha matizado al añadir “seguro que, cuando el tiempo coloque a cada uno en su sitio, su trabajo (del Banco de España) durante estos años de crisis será reconocido y justamente valorado por todos”

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que abandonará el cargo este fin de semana, obtuvo el año pasado un salario bruto de 176.000 euros, por debajo de su ‘número dos’, Javier Aríztegui, que ganó 199.000 euros, una cifra superior debido a su mayor antigüedad.

Los miembros del consejo de gobierno perciben un salario anual bruto de 52.000 euros y, en caso de que pertenezcan a la Comisión Ejecutiva, el salario anual bruto es de 65.000 euros. Además, los miembros de los órganos de gobierno perciben cantidades iguales en concepto de dietas por asistencia a las sesiones de dichos órganos, fijadas en 1.026 euros por sesión del Consejo de Gobierno y 492 euros por sesión de la Comisión Ejecutiva.