Los trabajadores de Caja España-Duero se quedarán sin seguro de salud ni cesta de Navidad

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Caja España-Duero, que articula su negocio a través de Banco Ceiss, planteará a los sindicatos una serie de medidas de ahorro entre las que se incluyen la supresión del seguro de salud, de la cesta de Navidad y de la bolsa de vacaciones que venía abonando la entidad a los empleados durante los últimos años.

Según publica la prensa regional castellana, Caja España-Duero pretende mediante la eliminación de estos beneficios sociales, reducir en 15,3 millones anuales los costes laborales, una medida que considera obligada ya que “son superiores en un 8% a los de Unicaja Banco”, con la que la fusión se concretará en otoño.

Según las cifras que maneja la entidad, el coste medio por empleado en Banco Ceiss a 31 de diciembre de 2011 era de 59.600 euros, mientras que en Unicaja Banco se quedaba en 55.500 euros.

La entidad que preside Evaristo del Canto ha propuesto asimismo reducir el dinero que se da como complemento por antigüedad hasta dejarlo en el 4% del salario base en doce pagas ordinarias, frente al 5% que tenía ahora sobre 18,5 pagas, en el caso de Caja España y el 4% sobre 18,5 o 20 pagas en el caso de Caja Duero. Además, la ayuda a la guardería y la formación de hijos de empleados se ajustará a los importes del convenio colectivo.

Caja España-Duero se encuentra en una situación muy delicada, tras cifrar en 1.500 millones de euros las pérdidas de la entidad para este año, si no se cierra la fusión con Unicaja, ya que sin ella la entidad no podría acceder a las ayudas de más de 1.000 millones que precisa del Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) para hacer frente a sus activos tóxicos.

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, afirmó recientemente que Caja España-Duero y Unicaja culminarán su fusión “en términos jurídicos” en otoño. La operación requerirá ayudas públicas que oscilarán entre 850 y 1.500 millones de euros, según los términos del acuerdo alcanzado el pasado mes de marzo.

En concreto, Unicaja Banco, tendrá abierta una línea de disponibilidad en el FROB de obligaciones convertibles desde 375 millones de euros y hasta un límite de 1.025 millones de euros, mientras que Banco Ceiss (el banco de Caja España Duero) pedirá 475 millones en obligaciones convertibles que suscribirá el FROB.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA