Los sindicatos condicionan su apoyo a futuras fusiones en Caja Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El portavoz de CCOO de Madrid, Francisco Naranjo, ha señalado a EL BOLETÍN que «vería con buenos ojos» cualquier fusión que fuera «positiva» para Caja Madrid, aunque ha querido matizar que «a lo mejor los estatutos recién aprobados no sirven para nada» si el proyecto de fusión altera el proceso electoral en Caja Madrid, previsto presumiblemente para el mes de noviembre.

En estas elecciones se renovaría, entre otros, el cargo de presidente actualmente en poder de Miguel Blesa. Por ello, según Naranjo, un proceso de fusión en estos momentos «no le gusta a nadie a nivel regional». Tras unas intensas negociaciones, los principales grupos políticos madrileños y las organizaciones sindicales, entre ellas CCOO y UGT, llegaron a un acuerdo para renovar la presidencia de la entidad madrileña y sus órganos de dirección mediante el pacto de una lista única. Sólo quedaron al margen los representantes del Ayuntamiento de Madrid.

No obstante, Naranjo considera que aún es pronto para hablar de un proceso de fusión. «Contactos sí ha habido, pero concreción ninguna», ha reconocido. «Cuando se concrete algo lo que sí pedimos es estar informados todos para poder tomar las decisiones lo más unitarias posible y que redunden en el máximo beneficio para los trabajadores madrileños», ha destacado. CCOO ha señalado hoy además a través de un comunicado que exigirá «la presentación de un proyecto viable, basado en aspectos puramente económicos» en cualquier proyecto de integración o fusión que inicie la entidad presidida por Miguel Blesa.

Ayer mismo, la Consejería de Economía de la Comunidad de Madrid ya advirtió en declaraciones a este diario de que para que la Administración regional de su apoyo a una posible fusión es indispensable que «no haya alteraciones en el proceso electoral por motivos que no sean estrictamente empresariales».

La Comunidad no se opondrá a ningún proceso de fusión emprendido por Caja Madrid «siempre que se cumpla la Ley de Cajas y se sigan los procedimientos adecuados». Para cumplir con la legislación vigente, la entidad madrileña debería obtener la aprobación por un lado del Banco de España (BdE), y por otro, de la propia Comunidad, para lograr una fusión con otra entidad, lo que en principio parece difícil dado el actual escenario.

En el caso de CCOO, la prioridad es el empleo, por lo que ha advertido de que se opondrá «frontalmente» a cualquier fusión que ponga en riesgo el mismo y en la que no se garanticen los intereses de las plantillas a través de la firma de un «acuerdo laboral de garantía de empleo».
Los rumores apuntan a que Caja Madrid podría estar estudiando una posible fusión con la Caja del Mediterráneo (CAM) y con Caixa Galicia, aunque las dos entidades por el momento han desmentido acercamiento alguno.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA