Malestar entre los socios minoritarios de Liberbank por la fusión con Ibercaja y Caja3

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La fusión con Ibercaja y Caja3 ha despertado los recelos de los socios minoritarios de Liberbank, que han mostrado su preocupación sobre un proceso que reducirá a la mínima expresión su peso y poder de decisión en la nueva entidad.

Representantes de Liberbank encabezados por su presidente, el asturiano Manuel Menéndez, se han reunido este viernes a primera hora de la mañana con miembros del consejo de administración de Caja Cantabria, entidad integrada en este banco, según publica la agencia Europa Press.

La reunión, celebrada antes del consejo de administración de Liberbank, se produce después de que ayer el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, lamentase que las decisiones adoptadas por Liberbank “en los últimos tiempos” no atienden “adecuadamente” los intereses de la comunidad autónoma.

Diego el pasado lunes ya mostró su “preocupación” por las consecuencias que puede tener para Caja Cantabria la fusión entre Liberbank, Ibercaja y Caja3, tras recordar que Caja Cantabria, que en un tiempo fue un patrimonio “exclusivamente cántabro”, perdió peso de forma “significativa y notable” con la integración en Liberbank, que crearon Cajastur (CCM), Caja Cantabria y Caja Extremadura.

En ese sentido, parece que en Caja Extremadura tampoco ha sentado demasiado bien el acuerdo, debido a la pérdida de representatividad en el nuevo banco. Caja Extremadura, con un 9,1% del accionariado del nuevo grupo (tras Ibercaja y CajAstur, la tercera caja con mayor proporción), no tiene asegurado un puesto en el consejo de administración de la entidad resultante, mientras que Caja3, más pequeña, sí lo tiene.

Tras la celebración de su consejo, Caja Extremadura aclaró ayer que “tendrá una participación indirecta en el nuevo banco como consecuencia de su participación directa en el Grupo Liberbank, manteniendo su personalidad jurídica de Caja de Ahorros en ejercicio indirecto de su actividad financiera sin llegar a fusionarse, integrarse, ni unirse a ninguna otra entidad financiera”.

Sobre la fusión, se limitó a señalar “que correspondería a los órganos de gobierno de estas entidades proporcionar la información que considere oportuna sobre la citada integración”.

De esta manera, el reparto accionarial del nuevo grupo acabaría con un 43% para Liberbank, presidida por Manuel Menéndez; un 38% para Ibercaja, con Amado Franco a la cabeza y un 17% para Caja3, que preside Vicente Ruiz de Mencía.

El nuevo grupo tendrá un volumen de negocio de 186.596 millones de euros y 7.504 millones en fondos propios. Sumaría dos entidades bastante saneadas con ratios de ‘core capital’ superiores al 10%. Según informa el diario asturiano, Amado Franco ocuparía la presidencia del nuevo grupo y Manuel Menéndez sería el consejero delegado.

La integración de los tres bancos afecta a ocho cajas de ahorros: Ibercaja, Grupo Cajastur (en el que se integra CCM), Caja Inmaculada, Caja Cantabria, Caja Extremadura, Cajacírculo de Burgos y Caja Badajoz.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA