La subasta de Banco de Valencia, paralizada

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La auditoría a las cuentas de los bancos, el proceso de nacionalización de Bankia y la marcha prematura de Miguel Ángel Fernández Ordóñez del Banco de España han vuelto a dejar en el aire la subasta de Banco de Valencia, intervenido desde noviembre del año pasado.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ya ha hecho saber, a través de Citi, a los candidatos para hacerse con el banco regional valenciano que ha decidido retrasar en quince días el plazo de presentación de ofertas. En otras palabras, las ofertas vinculantes por Banco de Valencia deberán remitirse el 12 de julio, en lugar del 27 de junio inicialmente previsto.

Según publica el diario Levante, cinco firmas presentaron ofertas no vinculantes para hacerse con la entidad: Santander, BBVA, Unicaja, Ibercaja y BMN. Precisamente, el grupo formado por Caja Murcia, Caja Granada, Caixa Penedès y Sa Nostra es el gran favorito para hacerse con Banco de Valencia.

El nuevo retraso en la subasta se explica por varios factores, siendo no el menor de ellos la nacionalización de Bankia, que centra todos los esfuerzos del Gobierno ya que el proceso se considera clave para restaurar la confianza en el sistema financiero español. Se da la circunstancia además de que Banco Financiero y de Ahorros, la matriz de Bankia, es a día de hoy aún el principal accionista de Banco de Valencia.

La auditoría que Oliver Wyman y Roland Berger realizarán a los activos de los bancos españoles también explica el retraso, ya que las entidades quieren conocer cuál es la conclusión de los auditores antes de presentar su oferta por Banco de Valencia.

El 21 de noviembre de 2011 el Banco de España intervino el Banco de Valencia, al que inyectó 1.000 millones de euros de capital. Además, le concedió una línea de crédito de 2.000 millones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA