Los consejeros de Caja España-Duero renuncian a sus dietas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consejo de administración de Caja España-Duero aprobó ayer en su reunión una propuesta por unanimidad para que, a partir de ahora, los consejeros dejen de percibir las dietas por sus asistencias a las reuniones del consejo, la comisión de control y la asamblea general, así como los consejeros del Banco CEISS.

La entidad, en pleno proceso de absorción por parte de Unicaja, aprobó asimismo destinar un total de 10 millones de euros al presupuesto de obra social para 2012, “en un contexto caracterizado por la contención presupuestaria derivada de la adversa coyuntura económica”.

Según ha explicado la entidad, para el actual ejercicio, el consejo de administración ha dado el visto bueno a unos fondos que ponen el acento en las actividades de contenido social, dada la coyuntura actual de crisis y las necesidades detectadas en la sociedad.

A la vez, la caja continuará potenciando las actividades de sus Centros Socioculturales y manteniendo el funcionamiento de sus múltiples instalaciones, como centros sociales de mayores, albergues juveniles, salas de exposiciones, entre otros.

En 2011 más de 4,5 millones de personas se beneficiaron o participaron de alguna actividad de la obra social de Caja España-Duero, en cualquiera de sus distintas vertientes: cultura, tiempo libre, asistencia social o sanitaria, educación o investigación y en patrimonio histórico-artístico y natural. En total, se llevaron a cabo 3.343 actividades.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA