CCOO afirma que los bancos necesitan 60.000 millones

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Carlos Bravo, miembro de la Comisión Ejecutiva de Comisiones Obreras (CCOO) calcula que las entidades financieras necesitan alrededor de 60.000 millones de euros para recapitalizarse y que vuelva a fluir el crédito. El Gobierno estima que el coste del saneamiento financiero que deberá asumir el Estado será inferior a 15.000 millones.

Además ha culpado a los gestores de las entidades financieras y al Banco de España de la hecatombe del sector bancario. “Aunque los sindicatos que forman parte de los diferentes Consejos de Administración tienen su responsabilidad, en ocasiones no es posible vigilar a los gestores”.

En declaraciones a EL BOLETÍN TV, Bravo ha asegurado que la nueva reforma financiera es muy similar a las anteriores y achaca al Gobierno de Mariano Rajoy su falta de transparencia a la hora de hablar de cómo devolverá el dinero prestado el sector financiero al Estado. Defiende que deben ser las entidades bancarias las que hagan frente a sus propios problemas. “La devolución al Estado debe estar garantizada”.

Según el sindicalista, la recapitalización debe llevarse a cabo lo más rápidamente posible para que los bancos vuelvan a ser los “mediadores del crédito”. Desde CCOO, en el corto plazo, apuestan por nuevos medios de crédito como el Instituto Oficial de Crédito, ya que el cierre del grifo del crédito ha convertido a las familias y empresas en las principales víctimas de todo esto por “la destrucción de muchas empresas y empleos”.

Por otro lado, ha manifestado que es necesaria una transformación a gran escala, “una reforma europea” que incluya inyecciones de capital y también ha considerado que es un buen momento para “potenciar el alquiler de viviendas en lugar de la compra”.

Además, Bravo quiso dar su opinión sobre los movimientos bursátiles de la recientemente nacionalizada Bankia. “Deberán prohibirse las operaciones a corto en la entidad, pues hay quien está ganando mucho dinero con todo esto a costa de los pequeños y grandes inversores”.

Carlos Bravo quiso también romper una lanza por la banca española y desdeñó las bajadas de rating por parte de las Agencias de Calificación estadounidenses. “No parece neutral que las agencias apuesten en negativo por los países de la Eurozona”. De ahí que plantee el nacimiento de este tipo de entidades en Europa. “Deberán ser transparentes, rigurosas e independientes” ha subrayado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA