El Banco de España de MAFO escribe su propio epitafio

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El descrédito del Banco de España que aún dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez ante las críticas del Gobierno y la desconfianza de los inversores internacionales es cada vez más patente. En el último ejemplo, serán expertos ajenos al supervisor bancario los que determinen la valoración de BFA antes de que el Estado se haga con la entidad.

Expertos independientes designados por el Gobierno decidirán que porcentaje de control del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) tomará el Estado tras la conversión de los 4.465 millones de euros del FROB en acciones comunes. Si el porcentaje es superior al 75%, Caja Madrid y Bancaja deberán convertirse en fundaciones conforme a la normativa actual.

La Comisión Rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha acordado hoy “instar a la conversión de las participaciones preferentes convertibles que, por importe de 4.465 millones de euros, fueron emitidas por la matriz de Bankia hace dos años.

La conversión se llevará a cabo una vez que “se complete la valoración de la entidad que servirá de base para fijar el precio de conversión”, según ha anunciado el Banco de España. Esta valoración “se iniciará de inmediato” y se realizará “por expertos independientes”, según ha destacado el FROB, que no obstante, no ha dado nombres.

De la última palabra de estos expertos podría depender que las siete cajas fundadoras de BFA deban desaparecer y convertirse en fundaciones. En ese sentido, tal y como ya adelantó EL BOLETÍN, la nacionalización de la matriz de Bankia ha encendido todas las alarmas en las cajas, que ya han comenzado a presionar a Rajoy para que apruebe un cambio normativo que asegure su supervivencia.

Caja Madrid, Bancaja, Caixa Laietana, Caja Segovia, Caja Ávila, Caja Rioja y Caja Insular de Canarias eran titulares hasta este miércoles del 100% de BFA, pero la conversión del crédito de 4.465 millones de euros otorgado al grupo hace dos años por acciones comunes ha puesto fin a esta situación, aunque el Ministerio de Economía aún no ha aclarado qué porcentaje quedará en las manos del Estado. En principio, serán expertos independientes los que fijen la valoración y las condiciones económicas de la operación de nacionalización.

Tal y como publicaba El País, una vez que se determine el valor de BFA, se pondrá en relación con los 4.465 millones de las participaciones del FROB más los intereses devengados y no satisfechos. Como precedentes inmediatos, el Estado se hizo en septiembre del año pasado con un 93% de Novacaixagalicia y un 90% de CatalunyaCaixa tras aportarles fondos públicos. No obstante, algunos medios dan por hecho que el Estado se quedará con el 100% de BFA.

En el momento en que el Estado supere el umbral del 75% del capital del BFA, y por consiguiente, las cajas pasen a poseer menos de un 25% del mismo, éstas deberán convertirse en fundaciones. En otras palabras, perderán su ficha bancaria y con ello toda posibilidad de realizar cualquier tipo de actividad financiera, al mismo tiempo que quedará completamente en el aire la obra social.

El continuo descrédito del Banco de España como supervisor bancario ha hecho que el propio PP en el Gobierno haya criticado con dureza a la institución. Así, el vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, ha calificado este lunes de “lamentable” la actuación del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y ha añadido que las labores de supervisión que corresponden a la entidad están puestas en cuestión “como consecuencia de una pésima gestión”.

Así lo ha asegurado en una rueda de prensa en la sede nacional del PP, tras una reunión del núcleo duro del partido, al ser preguntado si el Grupo Popular va a apoyar la comparecencia en el Congreso del gobernador del Banco de España.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA