El Banco de España ‘hace limpieza’ en la CAM antes de su subasta

El proceso de subasta de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) es inminente, y los administradores provisionales elegidos por el Banco de España comienzan a hacer ‘limpieza’ antes de que la entidad sea vendida, con medidas destinadas a reforzar su capital. Las últimas, la venta de la participación que mantenía en el banco marroquí BMCE y la suspensión de la asamblea que iba a aprobar la amortización de las cuotas participativas.

Ayer, Banco CAM anunció a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la venta del 4,6% que controlaba en el Banco Marroquí de Comercio Exterior (BMCE) al Grupo FinanceCom por un contravalor de 139,2 millones de euros

La CAM entró en el capital de la entidad marroquí en abril de 2007 al comprar por 132 millones de euros el casi el 5% del capital del grupo, el segundo grupo bancario privado de Marruecos, lo que se traduce en una plusvalía de algo más de siete millones de euros.

No es la primera desinversión que realiza la caja alicantina. Poco antes de la intervención del Banco de España el pasado 22 de julio, la CAM había vendido el 5,11% del turoperador TUI por 96 millones de euros, aunque en este caso la operación no produjo plusvalías. La venta se realizó por 59 millones menos de lo que había pagado la CAM en 2004.

A estas medidas se une la decisión anunciada ayer por el administrador provisional de la caja de suspender la asamblea general de la caja prevista para el 16 de septiembre, que debía aprobar la amortización de las cuotas participativas, que estaba prevista en 4,77 euros por título.

El administrador de la caja señala que esta decisión se adopta atendiendo a la “necesidad de que se concreten primero los términos del plan de reestructuración de la entidad”. Para financiar el coste de la amortización estaba previsto que Banco CAM efectuase el reparto de prima de emisión a favor del accionista único, CAM, por importe de 238,57 millones de euros.

Las cuotas de la CAM comenzaron a cotizar en el mercado el 23 de julio de 2008 a un precio de 5,84 euros. Desde entonces acumulan un descenso del casi el 42%. Respecto al precio de amortización que estaba previsto hasta ayer, cotizaban con un descuento del 30%.

La caja alicantina tiene una abultada cartera industrial con predominancia del sector turístico, y que podría protagonizar futuras desinversiones. La CAM controla el 6% de Sol Meliá, además de un 12,86% de Transmediterránea y el 24,23% de Terra Mítica. La participación en el parque temático de Benidorm ha provocado, según algunos observadores del mercado, un agujero de unos 400 millones de euros en la caja.

La CAM controla además el 5,34% de Natra; 50% de Ribera Salud y del fondo de capital riesgo CPE CV; el 20% de EBN Banco; el 20% de Inversiones Ahorro 2000; el 15% de Inversis; el 40% del buscador Altavista; el 24,17% de la inmobiliaria Hansa Urbana; y el 8,90% de la compañía de zumos García Carrión. Otras participaciones menos relevantes son las del 15% en el Grupo Subus, los autobuses urbanos de Alicante; y el 13,33% de Liquidambar, una empresa de arquitectura.

La CAM vuelve a cotizar al cierre con una caída del 50%

Cuando parecía que iban a pasar toda la sesión bursátil «inhibidas», las cuotas participativas de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) regresaron al parqué al cierre del mercado, con un desplome de un 50% hasta los 1,70 euros. Ayer habían cerrado en 3,40 euros el título.

Las cuotas participativas de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) permanecieron en gran parte de la sesión de hoy “inhibidas”, sin registrar ningún cambio en su cotización, por el ingente número de órdenes de venta acumuladas tras la decisión del administrador de la entidad de suspender el acuerdo de amortización de los títulos.

Fuentes del mercado han señalado a EL BOLETÍN que los títulos no llegaron a salir durante gran parte de la sesión al mercado porque no había “ni de lejos”, órdenes de compra para comenzar una negociación “normal”. En otras palabras, las cuotas de la entidad alicantina no encontraban compradores, por lo que ni siquiera lograban superar la subasta previa al inicio de la sesión. En los mentideros de la Plaza de la Lealtad se señalaba que, a media sesión, las órdenes de venta superaban a las de compra en ocho a uno.

Ayer tras el cierre de los mercados el administrador provisional de la CAM acordó suspender la asamblea general de la caja prevista para el 16 de septiembre, que debía aprobar la amortización de las cuotas participativas, según informó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Con este anuncio, se dejaron sin efecto los acuerdos adoptados por el consejo de administración de la entidad el 21 de julio, que aprobó la celebración de dicha asamblea para proceder a la amortización de los títulos a un precio de 4,77 euros cada uno. La CAM fue intervenida por el Banco de España sólo un día después.