Cajasur aligera sus balances con vistas al proceso de reestructuración del sector

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cajasur ha comenzado a ahorrar costes y a deshacerse de activos en su búsqueda de soluciones que le eviten seguir el camino de CCM, intervenida por el Banco de España, mientras su nombre se baraja en el proceso de reestructuración del sector ante una posible fusión con Unicaja.

La última iniciativa llevada a cabo por la entidad cordobesa ha sido una campaña para vender inmuebles de su propiedad o adscritos a las sociedades que integran su grupo empresarial, con descuentos de hasta el 30% de media, según la caja. Estos activos inmobiliarios están situados principalmente en Córdoba, Madrid y diversas localidades del litoral andaluz, como la Costa del Sol y la Costa de la Luz.

Actualmente, casi la mitad del stock de viviendas en España se sitúa en la costa mediterránea. No es la única actuación de la caja, que en su búsqueda por recortar costes, también ha decidido retirar el patrocinio al equipo de baloncesto de la liga LEB Plata, el Córdoba 2016, alegando la «mala imagen» que daba el equipo, inmerso en juicios por impagos a la plantilla. Cajasur ya efectuó desinversiones por 28 millones de euros el pasado año, entre las que destacó especialmente su salida del proyecto Promotora Inmobiliaria Prasur, por 11,6 millones de euros. Además, en lo referido a las adquisiciones o ventas de participaciones de sociedades cotizadas, ejecutó una desinversión de 6,3 millones de euros en el grupo alimentario SOS Cuétara.

Todos estos movimientos se producen mientras continúan las negociaciones para una posible fusión con Unicaja, proceso que contaría con el apoyo de la Junta de Andalucía. Fuentes de Cajasur han reconocido a EL BOLETÍN que se han dado algunas conversaciones «informales» con otras cajas ante los posibles casos de concentración que pueden darse en el sector, aunque no se descarta que la entidad continúe su andadura en solitario. Según el propio Santiago Gómez Sierra, presidente de Cajasur, la «prioridad» es el desarrollo y ejecución del Plan de Negocio 2009, que incluye el proceso de saneamiento y liquidez de la entidad. Esta postura ya cuenta con el apoyo de la presidenta de la Cámara de Comercio, María Dolores Jiménez. Para ella, Cajasur es la «primera empresa que tenemos en Córdoba e influye muchísimo en nuestra economía. Cajasur debe conservar su identidad, su independencia y su autonomía totalmente».

La caja controlada por el obispado presentaba al cierre del primer trimestre la tasa de morosidad más alta del sector financiero español (6,55%). Su tasa de solvencia (ratio BIS) se situó en el 9,06%, apenas por encima del 8% exigido por el BdE.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA