La banca intenta compensar la caída de tipos con una subida de las comisiones

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El actual escenario de bajadas de los tipos de interés de referencia, unido al aumento de los costes de financiación y a la caída de la demanda solvente en los préstamos, ha provocado un aumento de las comisiones que los bancos cobran por sus servicios, en un intento de compensar el estrechamiento de los márgenes.

Según cifras del Banco de España (BdE), desde diciembre del pasado año hasta junio, la comisión media que cobran los bancos y cajas de ahorro españoles por el mantenimiento de la tarjeta de débito ha aumentado un 6,26%.

Así, la cuota anual ha pasado de ser de 15,16 euros a 16,11 euros. En la tarjeta de crédito la cuota también ha aumentado, en este caso un 3,77%, al pasar de 31,25 euros a 32,43.
En cuanto a los préstamos, la comisión de estudio de un crédito no hipotecario ha aumentado un 3,33%, al pasar del 0,76% al 0,78%, y la de apertura un 3,16%, con una subida desde el 2,84% al 2,93%.

En los préstamos hipotecarios, sólo ha aumentado una comisión, la de apertura del mismo, y el aumento es inferior al registrado en otros ámbitos. Así, sólo subió en los seis primeros meses del año un 1,49%, hasta situarse en el 2,68%. Los expertos ya habían adelantado en diferentes ocasiones que esta situación podría producirse.

Es más, Domingo Mirón, socio responsable de Accenture, señaló durante su comparecencia en un pasado encuentro del sector financiero organizado en Madrid que una de las características de la «banca del futuro» será un aumento significativo de todas las comisiones que cobran los bancos.

Una de las principales causas de esta tendencia es el actual escenario de la política monetaria, ya que la bajada en los tipos de interés trae aparejada una caída de los ingresos financieros.

No obstante, pese al aumento de las comisiones medias, las necesidades de bancos y cajas de ahorro de captar clientes solventes, en el actual escenario de elevada morosidad, ha llevado a no pocas entidades financieras a ofrecer algunos préstamos sin ningún tipo de comisiones, aunque a cambio exigen la domiciliación de la nómina.

Las propias bajadas de los tipos de interés han hecho que la batalla entre las entidades financieras por captar nuevos clientes ya no se circunscriba sólo al sector de los depósitos, sino que se ha trasladado hacia las cuentas corrientes. Fuentes del sector financiero ya han reconocido al diario EL BOLETÍN que la captación de nóminas se ha convertido en uno de los objetivos en los que las entidades están «más interesados», por lo que las ofertas se suceden. Una de las entidades que ha desplegado una mayor ofensiva en la captación de nóminas es Banesto.

La entidad presidida por Ana Patricia Botín tiene disponible para los clientes que domicilien la nómina en la entidad una serie de beneficios, entre los que se incluyen el ‘Préstamo Consumo’, de una mensualidad, amortizable hasta un plazo de seis meses, sin comisiones y con un interés preferencial a negociar.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA