Los Ruiz-Mateos podrían solicitar el concurso de acreedores para sus hoteles

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La familia Ruiz-Mateos baraja presentar el concurso voluntario de acreedores para los inmuebles que integran su división hotelera, conocida bajo el nombre de Hotasa. Esta parcela de negocio, que se encuentra en venta desde el mes de marzo, ostenta una deuda de más de 200 millones de euros.

Según Europa Press, fuentes cercanas al proceso de venta han precisado que la familia jerezana no ha determinado una fecha para presentar la antigua suspensión de pagos, aunque señalan que el procedimiento sólo se requerirá para alguno de los quince hoteles que componen este negocio.

La división hotelera de los Ruiz-Mateos, en fase preconcursal desde el mes de marzo, ha despertado el interés de inversores nacionales e internacionales, entre ellos empresas, fondos o cadenas hoteleras de mediano o pequeño tamaño, aunque las primeras ofertas se han recibido al finalizar el proceso de información complementaria y las visitas a los inmuebles hoteleros.

El encargado de asesorar a la familia en la venta de estos activos, siete de ellos ubicados en Baleares, seis en Canarias y dos en Andalucía, es la consultora internacional Christie+Co, aunque la operación se está retrasando debido a la elevada deuda de la división, que supone casi un tercio de los 700 millones de euros que deben la totalidad de las empresas de los Ruiz-Mateos.

Europa Press también señala que la familia jerezana tiene previsto fijar un calendario de actuación para desprenderse de su división hotelera, en el que tendrá en cuenta la eventual solicitud de concurso y su posterior admisión por el juez de lo mercantil, cuya decisión podría influir en el proceso de venta.

Sin embargo, puede que los hoteles no sean las únicas empresas de los Ruiz-Mateos con nuevo dueño. Según Efe, la italiana Eurovo y la portuguesa Derovo están interesadas en la compra de Hibramer, firma en concurso de acreedores que produce piensos, huevos y derivados en Valladolid.

Así lo ha asegurado la consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente tras reunirse con representantes sindicales de las empresas de los Ruiz-Mateos ubicadas en esa comunidad. Según Clemente, el interés de estas empresas representa “una oportunidad para mantener la actividad y la plantilla”, compuesta por 110 empleados repartidos entre una fábrica de piensos a las afueras de Valladolid, que lleva varios meses parada por falta de liquidez para comprar materia prima, y una planta de producción de huevos y derivados en la localidad vallisoletana de Aldeamayor de San Martín.

La consejera se ha comprometido a trasladar toda la información necesaria sobre estas compañías extranjeras a los administradores concursales que gestionan Hibramer, que acumula una deuda cercana a los cien millones de euros, con el objetivo de “salvar” la empresa, que se ha visito obligada a enviar al matadero cerca de 200.000 de las 600.000 gallinas de la planta de Aldeamayor por no poder alimentarlas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA