Los sindicatos del nuevo grupo de Cajastur exigen a los directivos que expliquen sus planes con la plantilla

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los sindicatos del nuevo grupo liderado por Cajastur, que ya trabajan de modo coordinado, han pedido a la directiva una reunión para que les expliquen cuál va a ser el futuro de los trabajadores a partir del próximo 4 de mayo, cuando se firme el acuerdo de fusión. Las centrales piden información acerca de si respetarán el plan de ajuste firmado por ambas partes antes de la salida de la CAM donde se contemplaba el despido de 1.880 personas a través de bajas incentivadas y prejubilaciones, o si pactarán un nuevo acuerdo.

Pese a que algunos medios digitales aseguraban hoy que las prejubilaciones de las cajas de ahorro se salvarán del endurecimiento de las nuevas normas de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que estudia imponer el Gobierno, la incertidumbre se ha adueñado de los empleados de las tres cajas porque no saben si las condiciones del ERE aprobado el pasado mes de diciembre seguirá vigente.

Los gestores de las cajas que conforman el nuevo grupo han aceptado la petición de los sindicatos y han convocado una reunión para el próximo miércoles 27 de abril. Al evento asistirá un representante de cada caja y dos delegados de cada uno de los cuatro sindicatos mayoritarios en todas ellas, CCOO, UGT, Csica y CGT. Se trata de una reunión informativa para la que no existe orden del día, según han adelantado a este medio fuentes sindicales. Tampoco harán comunicado de prensa ni darán explicaciones de los acuerdos alcanzados en la reunión, excepto a los mayores interesados, los trabajadores.

Los directivos del futuro banco quieren agilizar la puesta en marcha del banco al que traspasarán sus activos financieros y están dispuestas a realizar este reajuste para cumplir con las exigencias del Banco de España. El nuevo grupo, liderado por Cajastur, cuenta con 6.500 empleados y 1.200 oficinas, y ya tiene disponibles las partidas económicas para realizar el ajuste. Según la prensa local asturiana, cada prejubilación le costará al grupo unos 300.000 euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA