La gestión de Rato en Bankia divide al Consejo de Caja Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La gestión de Rodrigo Rato al frente de Bankia comienza a levantar cada vez más quejas en un momento crítico, en que el grupo ultima su salida a Bolsa. Tras la polémica suscitada por los sueldos de la alta dirección del nuevo banco que lidera Caja Madrid, el anuncio de que Bankia cobrará comisiones a aquellos clientes con un saldo inferior a 2.000 euros ha creado un nuevo cisma en el Consejo de la caja madrileña.

En concreto, los consejeros de Caja Madrid elegidos en la Candidatura Social (promovida por CCOO de Madrid, FRAVM, CECU-Madrid, el SUP y la economía social) se oponen a esta subida de comisiones y precios de los servicios financieros, por lo que exigen su revisión antes de que entre en vigor el 13 de agosto. Según fuentes cercanas a la entidad consultadas por EL BOLETÍN, esta medida tiene como objetivo aumentar la vinculación de los clientes con Bankia, ya que aquellos que tengan su nómina o pensión domiciliada estarán exentos de pagar comisiones, al igual que los menores de 26 años.

Estas mismas fuentes, que señalan además que las comisiones que cobra el grupo son inferiores a las de la competencia, destacan que otro de los objetivos es evitar la existencia de cuentas inactivas. Sin embargo, los consejeros disidentes creen que estas medidas complican el futuro de uno de los principales fines que debe cumplir Bankia, como es “la inclusión financiera de la población con menos recursos”, según un comunicado.

Lo cierto es que el revuelo ocasionado por esta noticia se produce apenas unos días después de que se conociese que el sueldo conjunto de los tres máximos ejecutivos de Bankia (Rodrigo Rato, presidente; José Luis Olivas, vicepresidente, y Francisco Verdú, consejero delegado) alcanzará los 10,1 millones de euros, lo que también levantó numerosas quejas.

Aunque Bankia espera debutar en el mercado en dos semanas, cada vez son más las voces que plantean un retraso en estas operaciones como la mejor opción, no sólo para el grupo que preside Rodrigo Rato, sino para todo el conjunto del sector. La última, la de Rodolfo Martín Villa. El que fuera presidente de la Comisión de Control de Cajas de Ahorros de Madrid, señalaba ayer en un artículo publicado en El País que sería mejor que el proceso de transformación del sector se retrasase hasta que las “condiciones económicas” hayan mejorado por el bien del “interés general”.

Por otro lado, hoy el medio ‘online’ ‘El Confidencial’ señalaba que Claudio Aguirre, que fue uno de los principales ejecutivos de Merrill Lynch en Europa, entrará en el consejo de Bankia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA