Repsol venderá el 7% de su filial argentina en la Bolsa de Nueva York

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Repsol ha dado dos nuevos pasos en el proceso de desinversión parcial en su filial argentina. La petrolera española venderá en la Bolsa de Nueva York hasta un 7,1% de YPF. Horas antes, había anunciado la venta del 3,83% a Lazard y otros inversores por 639 millones de dólares. Una vez se materialicen ambas operaciones, la compañía que preside Antonio Brufau reducirá su participación en el 68,8%.

En concreto, Repsol lanzará una oferta pública de venta (OPV) de 24,27 millones de acciones de YPF, en la forma de American Depositary Shares (ADS), representativas del 6,17% del capital social. Adicionalmente, el grupo petrolero ha otorgado a los colocadores de la operación una opción por otros 3,64 millones de títulos de su filial, que equivalen al 0,93% del capital.

Por otro lado, la empresa española ha acordado con Lazard Asset Management y con otros fondos la venta de un 3,83% de YPF, por un valor de 639 millones de dólares (458 millones de euros). Ambas transacciones se han firmado a un precio de 42,4 dólares por acción, que valoran el 100% de su filial argentina en 16.676,5 millones de dólares.

Lazard Asset Management, en nombre de ciertos clientes, adquirirá un 2,9% del capital de YPF, por 484 millones de dólares, mientras otros inversores comprarán un 0,93% de participación por 155 millones de dólares. A finales del pasado año, Repsol acordó la venta de un total del 3,3% del capital social de YPF por un valor de 500 millones de dólares a fondos gestionados por Eton Park Capital Management y por Capital Guardian Trust Company y Capital International. Junto a estas transacciones, en los últimos meses Repsol ha realizado operaciones de venta en el mercado que suman otro 1,06% del capital de YPF.

Por el momento, el capital social de YPF queda constituido de la siguiente manera: Repsol (75,9%); Grupo Petersen (15,46%) y un 8,64% de ‘free float’. Este proceso se enmarca en la estrategia definida por Repsol de desinvertir parcialmente en YPF para reequilibrar su portafolio, aunque sin perder el control de la filial.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA